PANDEMONIUM   Reflexiones   WATCH  

No.  499

Reflexiones en la resistencia 

Relaciones Peligrosas:
PDVSA, SAIC, INTESA y la CIA.
Hasta cuándo, Venezuela



********************************************
Reflexiones en la resistencia
 


Santiago Arconada Rodríguez

 

1.-        Cada día que la oposición no tumba al gobierno por la contingencia que crea en la vida del pueblo con ese chantaje terrorista que significa someter a la población a la amenaza o realidad de escasez en el suministro de bienes esenciales para la vida, como el gas de uso doméstico, el combustible automotor y su drástica incidencia en el abastecimiento de alimentos y medicinas, lo que para mí es terrorismo suficiente; cada día, como digo, que la oposición no tumba al gobierno, es un paso más en la dirección de su derrota política más significativa desde el 13 de abril de 2002, cuando el pueblo, civil y militar, retomó el poder usurpado por esa misma oposición.

       La Dirección de la Coordinadora Democrática que se validó a sí misma en la promesa, pronóstico, designio de que las hallacas del 2002 se comerían sin Chávez; al declarar al 2003 como el año de “la libertad” pasa por debajo de la mesa que la oferta concreta de esa Dirección era justamente ésa: conducir a las fuerzas de la oposición por el atajo con el que se saldría del Presidente Chávez en el 2002.

       La serena y firme resistencia del pueblo, asistida logísticamente por su gobierno, permite que con el paso de los días se avance en la normalización del suministro de gas para uso doméstico y combustible automotor. Las evidentes graves molestias que el lock-out empresarial y el sabotaje tecnológico contra PDVSA están ocasionando, se seguirán produciendo durante un tiempo por la afectación que ya causaron en la cadena de producción, almacenamiento y consumo, pero sólo serán eso: graves entorpecimientos causados por la pretensión anticonstitucional  de forzar la renuncia del Presidente Chávez mediante el secuestro de la industria petrolera nacional. Un Golpe de Estado en toda regla.

       En la medida en la que el Presidente Chávez, a través de la histórica gestión de Alí Rodríguez Araque en la presidencia de PDVSA, está recuperando para el pueblo de Venezuela a su empresa pública fundamental, se está derrotando a ese Estado dentro del Estado en que su alta gerencia  había convertido a PDVSA, y se está construyendo una importantísima victoria del movimiento popular venezolano.

       Para el Sr. Juan Fernández, vocero de la presuntamente meritocrática alta gerencia de PDVSA, el problema es personal porque es él quien pierde ese puesto de trabajo tan maluco que tenía, con un sueldo de 33.250.000,00 bolívares mensuales. Para el Sr. Gustavo Cisneros, máximo dirigente de la oposición,  el problema es político porque lo que está perdiendo es el mango de la sartén.

 

2.-   La construcción de la línea política a seguir en relación al Referéndum Consultivo convocado por el actual Consejo Nacional Electoral  debe ser rápida, pues ya el 2 de febrero es el nuevo hito que la Dirección atajista de la Coordinadora Democrática ha colocado como plazo para eludir la clamorosa derrota de su conducta golpista.

       Como quien coloca ideas en la discusión, sin pretender para nada que sean definitivas, pienso lo siguiente:

       El Referéndum Consultivo para preguntar al electorado si está de acuerdo con solicitar la renuncia "voluntaria" al presidente Chávez es toda una provocación, y el pueblo no debe caer en provocaciones.

       Es una provocación por muchas razones de las que expongo dos. La oposición hace una manipulación chapucera de los instrumentos constitucionales con el expreso objetivo de erosionar la autoridad de la Constitución Nacional. La noción de períodos de gobierno, que es una de las bases esenciales del acuerdo social que toda Constitución expresa, en la nuestra tiene la posibilidad de ser reconsiderada a mitad de período con un instrumento constitucional específico: el Referéndum Revocatorio.

        Pretender desconocer los períodos gubernamentales, máxime cuando éstos tienen como ser revocados constitucionalmente a partir de la mitad de los mismos,  mediante la manifestación  de la voluntad popular expresada en libérrimos comicios, es pretender que nunca más haya consenso social sobre los períodos gubernamentales, y eso es sinónimo de guerra, no de paz.

       Pero algo verdaderamente insultante como provocación por parte de la oposición es que, después de haber aprobado con su concurso la Ley del Poder Electoral, y estando abierto el proceso para la conformación de un nuevo Consejo Nacional Electoral, se pretenda llevar a cabo cualquier conteo con el organismo actual que está pública y notoriamente parcializado.

       Uno de los consensos nacionales más sólidos que existe, más cercano a la unanimidad,  está en  la necesidad perentoria de un árbitro electoral confiable. Eso que hoy funge como tal no lo es. Ignorar esa realidad es otra manera de declarar la guerra.

       No se puede estar con un Golpe de Estado que disolvió al CNE y, a la vez, estar en su directiva.

       Por lo antes expuesto me parece que lo más justo es abstenerse. No participar en la maniobra. No caer en la provocación. Sencillamente abstenerse.

 

3.-   A lo que más se asemeja la propaganda de la Coordinadora Democrática en los canales privados de televisión es a los bombardeos estadounidenses sobre Viet-Nam en los años 60 y 70 del pasado siglo XX.

       El símil tiene más sustancia de lo que parece porque el pueblo de Viet-Nam ganó esa guerra, y porque para ganarla no pretendió ser más fuerte militarmente sino más fuerte moralmente. El efecto del Golpe Mediático tiene que ser motivo de permanente reflexión porque ese bombardeo sistemático y constante es para producir devastación, y que los medios de comunicación privados se planteen la devastación de la conciencia de un pueblo no es cosa vana.  Ese bombardeo mediático insomne puede y debe ser utilizado en contra de quienes lo lanzan, pero ese es un problema no resuelto. En todo caso afirmemos de entrada que si la Coordinadora Democrática se creyese su consigna, eso de que contarnos es la salida, tendría que demostrar en los hechos que quiere terminar de elegir al CNE, proceso que ya empezó y que no ha terminado ha causa de su saboteo.

       Si estamos obligados a juzgar por los hechos, la Coordinadora Democrática mantiene un lock-out en el sector empresarial que controla y un sabotaje de la actividad petrolera nacional, con la intención de forzar al Presidente Chávez para que renuncie. A ese intento de Golpe de Estado llama, no sin cierto cinismo, Paro Cívico Nacional Activo.

       Eso es lo que ha hecho, lo que está haciendo y es también lo que ha dicho. No sólo no hace nada para tener el árbitro electoral confiable y aceptado por las partes, sino que sabotea sistemáticamente el proceso de su conformación.

       Disfrazada con el discurso electoral, la Coordinadora Democrática le cierra el paso a cualquier proceso de votación, porque el objetivo de la Coordinadora Democrática es fracturar la Constitución Nacional para después demolerla.

      

4.-        Estamos ante una escalada en la conducta de provocación que las fuerzas golpistas al interior de la oposición  al gobierno del Presidente Chavez se han trazado como táctica. No es posible hacer una lectura distinta de la agresión de la Policia Metropolitana a la funeraria en la que un muy nutrido grupo de personas velaban a los caidos en los sucesos del viernes 3 de enero en Los Proceres. Siguen buscando  los muertos necesarios para explicar la triste inevitabilidad de una mortandad aun mayor, que les permita  salir de lo que definen como “su” pesadilla. Siguen necesitando una guerra que envuelva en un halo de violencia el proceso de cambios que se ha iniciado, que castigue en el imaginario del pueblo la noción de rebelarse que significo y significa estar con el Presidente Chavez. Siguen empobreciéndonos con su capacidad de sabotaje, desde las tachuelas para inhabilitar los cauchos de los camiones cisterna de gas domestico y combustible automotor, hasta la penetración criminal de los procesos de computación que controlan las operaciones petroleras, porque necesitan empobrecernos como pais y asi  forzarnos a vender PDVSA, lo que es su secreto a viva voz.

       El asunto esta en saber como enfrentar esa táctica  de provocación. Hay sectores que se dicen afectos al proceso que lidera el Presidente Chavez, y que sostienen la tesis del “ojo por ojo y diente por diente” sin dar cuenta de que la consecuencia de la aplicación de su tesis, la guerra civil, era el objetivo buscado por las fuerzas opositoras al proceso que ellos dicen defender. 

       Creo que hay que apelar a la capacidad de insurgir con una política propia y no re-activa, para resistir en mejores condiciones, no solo a maniobras de provocación, sino a la pretensión de derrotarnos por asfixia. Creo que hay que derrotar al Golpe de Estado prolongado que vivimos con una accion  que exprese un alto grado de conciencia ciudadana.

 

5.-       Concebidas para caracterizar la que se plantearia como una propuesta incluyente, esto es para ser apoyada por quienes adversan al gobierno y por quienes lo apoyamos, las ideas que siguen se formulan a manera de lo que podriamos llamar un Credo coyuntural.

       Creemos que es necesario declarar al fantasma de la  guerra civil como el enemigo principal. Creemos que ganar la paz pasa por ganar el respeto a la Constitucion Nacional, sobre todo en lo que se refiere a los periodos de gobierno como lapsos que deben respetarse como piso minimo del acuerdo de las distintas fuerzas que hacen vida en la sociedad. Creemos que tan legitimo como el derecho de la oposición a revisar la decisión que la mayoria de los venezolanos tomo  en agosto de 2000 al dotarse de un gobierno para un periodo constitucional de seis años, es el derecho de los afectos al gobierno a que esta revisión de su voluntad, con autoridad revocatoria, se haga dentro del respeto a la idea de periodo establecido en la Constitucion Nacional. Que pretender retrasar un dia el Referéndum Revocatorio es tan declaración de guerra como pretender adelantarlo. Que la paz, presente y futura, pende del respeto a esos simples y sencillos acuerdos.

       Creemos que siendo coherentes con lo anterior tenemos que darnos un Poder Electoral dotado de la autoridad necesaria y suficiente como para que su escrutinio sea aceptado por las partes. Creemos que ese proceso se inicio con la aprobación de la Ley del Poder Electoral , pero no se instalo el Comité de Nominaciones que abre el camino para la selección de los cinco principales y diez suplentes nuevos miembros del Consejo Nacional Electoral, sin cuyo nombramiento toda pretensión de salida electoral esta negada.

       Creemos que hoy por hoy, este es el primer problema de la paz: el carecer de un poder electoral que radiografíe confiablemente la voluntad del pueblo. Creemos que esta es la primera tarea ciudadana a resolver.

       Todas las fuerzas sociales que estamos consensuadas en la necesidad de que en el futuro inmediato Venezuela transite dias democráticos, pacificos y constitucionales tenemos esa tarea. 
*******************************************************
**********
 



Yahoo! Grupos Mis grupos | trasfondo Página principal


http://www.rebelion.org/venezuela/pvdsa130103.htm
 
Relaciones Peligrosas
PDVSA, SAIC, INTESA y la CIA.


Rebelión

En el año 1996, bajo la presidencia de Luis Giusti, PDVSA se asocia con SAIC (Science Aplications Internacional Corporation), corporación que entre sus múltiples actividades está el manejo de información, desarrollo de armas y sistemas de destrucción masiva, estudios de efectividad balística, experticias técnicas en las investigaciones de los atentados contra las torres gemelas y otros importantes desastres aéreos, además de su exitosa operación en la Guerra del Golfo y en misiones espaciales tan variadas como el Voyager y el telescopio espacial Hubble Space.

La razón de esta sociedad se debió, según el presidente de PDVSA, a la necesidad de mejorar el manejo de temas informáticos, de información como tal y al deseo de dominar el mercado de América Latina en esta materia.

La forma en que se realizó esta alianza o joint venture, según los documentos, fue bajo la forma de un “outsourcing”, que creyeron que era necesario tener para beneficios de la empresa petrolera, ahorrándole altos gastos en esa área y generando proyectos de inversión industrial e investigaciones avanzadas en el área petrolera.

De esta manera, aunque la participación accionaria fue de 40% PDVSA y 60% SAIC, el aporte de capital lo realizó PDVSA. Así pues, quedaba instalada una empresa de nombre INTESA (Informática, Negocios y Tecnología, S.A.), cuyo presidente era Roger Brown, quien a la vez era director de la Global Oil & Gas Initiatives, un departamento de SAIC.

Actualidad

Durante los primeros días de enero del 2003, el semanario Brecha de Montevideo publica en su primera edición del año un artículo en el que vinculan a varios ex directores de la CIA con PDVSA, a través de su socia SAIC, cuya alta dirección, desde su creación estuvo integrada por varios miembros de la CIA, Departamento de Estado, Departamento de Defensa y Fuerzas Especiales norteamericanas.

Pero tal vinculación no es un descubrimiento muy reciente, ya para el 11 de agosto del año pasado El Universal publicaba algo al respecto, “...detrás de esa decisión se hallan una serie de denuncias sobre supuesto espionaje que SAIC estaría haciendo en Venezuela, debido a sus contactos con la CIA en Estados Unidos. No obstante, cuando se consulta a representantes de Pdvsa rechazan los argumentos del espionaje...”

Los medios y el tiempo

Si bien es cierto que la prensa venezolana no obvió que existían sospechas de espionaje de la CIA en PDVSA, como bien lo reseñan en los meses de agosto, también es cierto que esto sale a la luz pública a partir de ese mes y sólo en ese mes, cuando por necesidad, se plantea “un proceso de negociación que finalizará antes de diciembre” dicho por Pablo Orsolani presidente de INTESA, El Nacional 23 de agosto 2002, en el cual no se ha planteado la disolución, compra o venta de acciones entre estos socios de manera oficial. Parece que la alta gerencia de PDVSA, SAIC e INTESA vieron que momentáneamente era bueno dar visos de separación no sólo debido a los rumores que la prensa amiga no podía tapar, sino que la colocación de un presidente en PDVSA ligado al proceso de cambio político – social del mandatario venezolano, podía significar el comienzo de la profundización de investigaciones. Evidentemente no hablar de manera definitiva y oficial de compra o venta de acciones tenía que estar ligado al comentario hecho por Orsolani “antes de diciembre”. Si SAIC no era buen socio, por qué esperar hasta “antes de diciembre” para comprar sus acciones, eliminar la sociedad o ...continuar siendo buenos socios.

La evaluación y la evaluadora

Llama la atención que entre el primer artículo informativo del 11 de agosto en El Universal y el del 23 de agosto en El Nacional se deja a un lado el tema del posible espionaje para dar paso a una posibilidad de cuestionamiento sobre el rendimiento de la empresa INTESA. Así, con la creación de una comisión el 8 de agosto, encabezada por Juan Fernández para evaluar dicho rendimiento y el valor de INTESA, frente a la posibilidad de venta de acciones, el 27 de agosto la misma periodista de El Universal escribe en ese medio que luego de designar a Gartner Group para un estudio de Benchmarking, se reveló que “A juzgar por las cifras de Gartner Group en un estudio de Benchmarking, todo indica que Petróleos de Venezuela ganó más eliminando el departamento interno de informática y concertando un contrato de servicios con Intesa. Esto se refleja en distintos renglones de reducción de costos”, un evidente respaldo a la gestión Giusti.

Es claro que la empresa de todos los venezolanos, slogan muy de moda en Venezuela, tiene que responder algunas preguntas con respecto a este caso, específicamente su alta gerencia y su presidente en el año 96. Pues si la idea era mejorar el rendimiento en el área informática, en el manejo de información, en nuevos proyectos de inversión, nuevas tecnologías, etc., llama la atención, que PDVSA con tremendo “outsourcing” de 300 millones de dólares el año, en el que se pagaban y se daban el vuelto, no haya tenido ni siquiera planes de nuevas inversiones en tecnología, por ejemplo para producir cualquier otra cosa que no sea gasolinas, cloros y naftas, pues la única inversión importante registrada en los últimos 10 años se realizó el año pasado con la Plataforma Deltana de extracción de gas.

Así pues, la diferencia entre esta realidad y el resultado de Benchmarkin realizado por Gartner Group hacía de todo un dilema o por lo menos algo así.

Pero quién es Gartner Group, y porqué escogerla para tal fin.

Gartner Group es una firma norteamericana de datos, valuaciones y estadísticas, que está vinculada con el Almirante Bobby Inman y a otros ex funcionarios de inteligencia que formaron y forman parte de SAIC, la socia de PDVSA. Esta “casualidad” que revelada por una fuente interna de France Telecom el 27 de mayo de 1999, según documento original en francés, en el que entre otras cosas se informaba sobre el descontento de un sector de la empresa France Telecom por la asociación realizada con SAIC, pues a juicio de éstos en Europa y en la misma Francia existían empresas y recursos capaces de cumplir con las exigencias que France Telecom necesitaba en materia de tecnología informática, fue vista por el vice presidente de la Comisión de Defensa de la Asamblea Nacional francesa como una asociación antipatriótica.

Las relaciones

Ahora bien, resultaría infantil pensar que los problemas que ha tenido el mandatario venezolano para gobernar no están ligados a una intención petrolera internacional, en la que se observa una línea de trabajo que no sólo incluye a Venezuela, sino que está ligada a los funcionarios de inteligencia texanos de SAIC, amigos de la familia texana Bush, ligada a su vez a las actividades de SAIC en la Guerra del Golfo para el control del petróleo de Kuwait, ligada a las actividades de SAIC en las experticias del atentado a las Torres Gemelas que ocasionó una ocupación de otra nación petrolera como Afganistán y ligada a las intenciones, ya no ocultas de controlar el petróleo de Irak a través de una guerra en la que SAIC podría tener su participación. 
*********************************************************  


Yahoo! Grupos Mis grupos | trasfondo Página principal

13 de enero del 2003

Hasta cuándo, Venezuela

Marcos Roitman Rosenmann
La Jornada

Los medios de comunicación social en tanto no se lo proponen pueden mediante el periodismo gráfico hacer pensar más de la cuenta. Incluso pueden llegar a causar desazón cuando no perplejidad rayana en el asombro. No cabe duda de que la elección del material fotográfico que acompaña cualquier texto forma parte del relato en su conjunto.

A pocos escapa la discrecionalidad en la selección de las instantáneas por parte de los editores para ilustrar los titulares. En ocasiones son en sí la noticia, llegando a constituir un llamado editorial para los lectores, sobre todo si se convierten en portada. Sin embargo, hay ocasiones en las cuales los editores no advierten ciertas contradicciones cuando la foto en cuestión no les afecta directamente o no expresa un gazapo. Cuando ocurre, la selección gráfica puede resultar bastante esclarecedora de acontecimientos, develando una trama implícita, aunque no haya sido la intención del periódico. Se trata del descubrimiento de detalles que no tienen importancia o pasan desapercibidos, pero que al ojo del observador atento sí representan una dinámica y facilita una interpretación diferente. En este sentido, la elección de la foto genera un efecto bumerán, transformándose en un contrargumento. Este es el caso cuando nos presentan la huelga general de Venezuela.

No hace mucho, antes del asesinato de dos partidarios del gobierno constitucional del presidente Hugo Chávez Frías, el considerado primer periódico de España, El País, publicaba en portada una foto que mostraba la marcha de personas que, según rezaba el texto, se manifestaban en Caracas, Venezuela, en defensa de la patria pidiendo la dimisión del gobierno en pleno. Rara vez los periódicos utilizan el color en su portada, ésta fue una de ellas. La imaginación corría haciendo intuir que una multitud se manifestaba adueñándose de las calles enarbolando pancartas con textos minúsculos e ilegibles, incluso para quienes poseen "vista de lince". El éxito de los "patriotas" había sido completo. En este maremagno destacaban, sobre el conjunto del gentío, las banderas en un cielo colorido. Los indicios de que el gobierno tenía sus horas contadas, como viene reiterándose desde hace más de un año, eran más que suficientes.

Todo parecía estar en orden. Pero en el entramado de los estandartes algo no encajaba.

Mirando con detenimiento las banderas que tan patrióticamente portaban algunos manifestantes no eran las de la República Bolivariana de Venezuela. Efectivamente, entre la enseña nacional se confundían las pertenecientes a las organizaciones convocantes con sus emblemas. Una amalgama de banderas desplegadas para identificar claramente quiénes eran los presentes. En esta algarabía no llamó la atención que la enseña nacional estuviese arropada por una bandera foránea, la de Estados Unidos.

Detenerse a contemplar la foto y ver en ella la bandera de las barras y las estrellas produce cierto escalofrío o al menos desconcierta. Para cualquier ciudadano latinoamericano con conciencia de pertenencia a su país, la presencia de una bandera estadunidense en cualquier manifestación sería motivo de sonrojo. Es más, seguramente hasta los acérrimos partidarios de la intervención estadunidense en Venezuela guardarían cierta compostura para no caer en la bastedad de ser llamados cipayos. Volviendo a nuestro argumento, en cualquier caso si se decidiese publicar dicha instantánea, por carecer de otro material, su edición en la prensa proclive a la sedición, hubiese sido conscientemente manipulada. Es obvio el significado de la bandera estadunidense para reclamar la renuncia del presidente constitucional de cualquier país latinoamericano. Es una afrenta difícil de explicar, incluso para una plataforma que se dice defensora de la patria. ¿Cuál patria?, habría que preguntarles. Desde luego no la defendida por los libertadores.

Seguramente su uso simboliza un paso más en la renuncia al ejercicio cotidiano de la soberanía e identidad nacionales. Para los pueblos latinoamericanos, en el contexto en que analizamos, es sinónimo de prepotencia, violación continua del derecho de autodeterminación y desprecio a las decisiones democráticas de gobiernos libremente elegidos. Golpes de Estado, invasiones y bloqueos comerciales. Pedir la dimisión del presidente enarbolando la bandera de Estados Unidos deja en entredicho a los organizadores de la manifestación. Sobran ejemplos. Es la orfandad de argumentos aducidos por los patrocinadores y hacedores del paro general lo que hace aflorar lo más abyecto de sus propósitos. Es su impotencia para revertir democráticamente el proceso de transformaciones iniciado con la nueva Constitución lo que les lleva a utilizar el reclamo fetiche de la bandera imperial como tabla de salvación. Un grito desesperado de traición abierta.

Con el inicio de 2003 la plataforma de la sedición mantiene su estrategia y profundiza su ataque contra el gobierno legítimo y contra el país con mayúsculas. Ahora llama a la población a la desobediencia civil, undécimo esfuerzo para recuperar el poder perdido como resultado de su propia degradación ética y moral. En su ego no son capaces de admitir y de respetar la decisión democrática de la gran mayoría de la sociedad venezolana que se manifestó en las urnas recordándole su carácter corrupto en el ejercicio del poder. No cabe duda de que para quienes han sido detractores del ejercicio democrático la huelga general es un recurso espurio para recuperar la administración del país. Puestos en esta dimensión y dado que los objetivos no se han cumplido, a pesar del apoyo internacional con el que cuentan, han decido quebrar el país.

Incitar a no pagar impuestos ni servicios públicos tales como luz, agua o gas es demostración del grado de la degeneración alcanzada. Todo parece indicar que no importa desangrar y dejar en bancarrota al Estado. Posteriormente los organismos internacionales se aprestarán a conceder créditos y préstamos con tasas de interés acordes con el esfuerzo realizado. Nada detiene la avaricia de quienes por dinero son capaces de destruir las estructuras productivas y el entramado social de un país con tal de recuperar sus bancadas. Por ello no se trata de un acto casual el despliegue de la bandera de Estados Unidos por los organizadores de la trama sediciosa. Expresa el sentimiento profundo de odio y repudio de las clases dominantes y elites políticas desplazadas por un pueblo que en ejercicio de su soberanía decide libre y democráticamente la elección de un presidente no adscrito a su guión. Vender el país e hipotecar su futuro por décadas no representa problema alguno. Hasta cuándo, Venezuela.


----------------------------------------------------------
Para suscribirse al boletín TRASFONDO, envíe un mensaje a:
trasfondo-subscribe@yahoogrupos.com.mx


El uso de Yahoo! Grupos está sujeto a Términos del servicio de Yahoo!.

************************************************************************************