Sección 23

 

Aprendiendo de Steve Biko: (1946 - 1977): Un Estudiante Bolivariano Sudafricano


"Sin emancipación no habrá nunca paz:
No habrá paz hasta que todos seamos libres“

En Honor a los Estudiantes, Jóvenes y Círculos Bolivarianos en las Calles de Venezuela defendiendo la Revolución

 

Aprendiendo de Steve Biko: (1946 - 1977): Un Estudiante Bolivariano Sudafricano

Por Franz J. T. Lee

A. Breve Biografía

Stephen Bantu Biko nació en Kingwilliams Town, la ciudad del Rey Guillermo, Provincia del Cabo, Sudáfrica, en 1946 (otras fuentes dicen en 1948) (1). Se educó en la Escuela Secundaria de Forbes Grant y en Lovedale College, y obtuvo su bachillerato en Marian Hall, una institución de la Iglesia Católica Central de Natal. En 1966 fue a la Universidad de Natal a estudiar medicina.

En 1968 llegó a ser fundador y Presidente de la Asociación de Estudiantes Sudafricanos (SASO), después que estuvo involucrado en las actividades de la Unión Nacional de Estudiantes de Sudáfrica (NUSAS) que se consideraba que estaba controlada para liberales y pacifistas. SASO fue una de las primeras organizaciones de la „Conciencia Negra“ que emergió. Definió „lo negro“ de manera diferente cómo lo había hecho el ANC de Mandela (hasta alrededor de 1965) ya que „incluía no sólo a los Africanos (negros), sino también a las razas mezcladas, los „mulatos“ e „Hindúes“, en aquél entonces, todos estos designados como „no blancos“ por el Estado del apartheid“ (2).


Un sólo año más tarde, en 1969, Biko fue expulsado de la Universidad. Entonces fundó y trabajó en el „Programa de la Comunidad Negra“, en Durban, „para el desarrollo político y socio-económico de los hermanos de la comunidad negra de Sudáfrica y estimular, de esa forma las acciones positivas para la auto-emancipación del inhumano sojuzgamiento del apartheid“ (3). Entre los proyectos de este „programa“ que comenzó en 1972, estaba la publicación de la „Revista Negra“, un esfuerzo por analizar las tendencias de las corrientes políticas, y de la cual Biko llegó a ser el editor. Posteriormente, la Revista Negra fue censurada y el mismo Biko quedó con arresto domiciliario en Febrero de 1973. Se le prohibió participar en ninguna actividad de ninguna organización, y fue desterrado a la Ciudad del Rey Guillermo, por cinco años.

Estos actos de „violencia estatal“ sólo aumentaron la lucha emancipatoria de Biko. Continuó trabajando en la sucursal de la Comunidad Negra de la Ciudad del Rey Guillermo, y comenzó a estudiar derecho, por correspondencia. En Diciembre de 1975 „sus prohibiciones“ aumentaron e incluso se le impidió trabajar en el „programa comunal“.

En 1975 fundó el Zimele Trust Fund, para ayudar a los presos políticos y sus familiares. También el Ginsberg Educational Trust para ayudar a los estudiantes víctimas de la persecución.

En 1976 fue elegido Secretario General de este Fondo. En el mismo año, „La Convención del pueblo Negro“ (BPC) efectuó su congreso en Durban, a la que Biko no puedo concurrir, pero que la BPC lo eligió como su „Presidente Honorario“.

B. La masacre de estudiantes de Soweto, de Junio de 1976

Entonces ocurrió la masacre de estudiantes de Soweto, de Junio de 1976, y los líderes de Soweto pidieron al Gobierno de Sudáfrica, que negociara el futuro del país con Nelson Mandela, Roberto Sobukwe y Steve Biko.

Durante estos sucesos, Biko fue arrestado y detenido en varias ocasiones. En Agosto de 1976, fue arrestado y condenado a confinamiento solitario por 101 días. En marzo de 1977, nuevamente fue arrestado, detenido y liberado bajo fianza. En julio de 1977, se le aplicó el mismo procedimiento. Biko fue arrestado otra vez en Agosto de 1977. Hasta entonces, no había sido acusado bajo el cargo de „violencia“. Estas acusaciones vinieron después de su muerte (4).

El 12 de Septiembre de 1977, Steve Biko murió en un retén policial en Pretoria. Fue la vigésima tercera persona que muere bajo misteriosas circunstancias en los calabozos de Sudáfrica. En todo caso, desde su nacimiento, el Apartheid de Sudáfrica con su orden social violento, fue lo que asesinó a Steve Biko lentamente como lo ha hecho con millones de otros africanos. Por lo tanto, el asunto no es cómo Biko fue torturado a manos de la policía. Como emancipador estudiantil, Biko fue asesinado por orden social, por el Estado racista fascista, por el terrorismo del Apartheid.

Muy significativo fue lo que el New York Times escribió el 18 de Septiembre de 1977:

„Una semana después del suceso, es claro que la muerte de Biko ha estremecido a Sudáfrica mucho más que un simple hecho, incluso más que en aquel suceso en que la policía abrió fuego en Sharpeville en 1960, matando a 72 negros como escarmiento“.

Ahora, olvidando el eterno último vals "democrático", el mito reformista ideológico-práctico de "la violencia contra la paz, y otra vez, la paz contra la violencia", ¿fue realmente significativa la emergencia de la „Conciencia Negra“ en la dialéctica práxico-teórica revolucionaria, real y verdadera, entre la violencia y la emancipación en Sudáfrica durante la mitad de los años 70?

C. La dialéctica real y verdadera entre la violencia y la emancipación
en Sudáfrica

Según el documento de las Naciones Unidas citado anteriormente:

„Steve Biko fue el fundador, líder e ideólogo del movimiento de Conciencia Negra... El significado de este movimiento que trató de construirse entre los negros de Sudáfrica sobre la base de su dignidad y sistema de valores, del mismo modo que sobre su unidad, ha quedado demostrado por los sucesos acaecidos desde la masacre de Soweto: el indomable e impertérrito espíritu nacional de levantarse del pueblo negro en Sudáfrica en la etapa de la más brutal violencia perpetrada por el régimen para aplastar a los opositores del apartheid“ (5).

Obviamente, la „profecía“ revolucionaria de Trotsky de 1933, en cuanto a la futura „confianza (del pueblo sudafricano) en sus fuerzas“ y „de la más elevada conciencia personal“, llegó a ser una realidad en los años 70, se transformó en una „fuerza material“ (Marx). Este desarrollo, este nivel de conciencia social en Sudáfrica hoy día, mas que nunca, refleja el significado de Steve Biko, su valiosa contribución a la revolución práxico-teórica, no solo en África sino a escala mundial, especialmente en Venezuela, en la inmensa batalla actual contra el fascismo mundial.

D. Dialéctica de la „Emancipación-Violencia“ en Sudáfrica (1943 - 1980)

Durante la década de los 40, varios disturbios políticos estallaron en Sudáfrica. Las masas trabajadoras negras, es decir, todos los pueblos oprimidos del país, estaban preparadas para la acción revolucionaria, aunque carecían de un líder determinado que les condujera en la praxis-teoría revolucionaria. Con todo respeto y cariño, como sabemos hoy, Mandela, Mbeki y su ANC nunca fueron realmente anti-capitalistas, nunca tenían en mente aniquilar el sistema capitalista fascista racista mundial. En relación al ANC, que se fundó en 1912, Ernest Harsch enfatizó:

„El Congreso Nacional Africano que se ha proclamado como la organización Africana Superior, en verdad, no ha desempeñado más que un papel secundario: Sus líderes tradicionales han persistido en la reconciliación a través de una política de negociación y compromiso, un enfoque reflejado en la complacencia e incluso en la ambición de importantes personalidades para ocupar un puesto en el Consejo Representativo del Régimen Nacional“ (6).

No obstante, ya en 1943, algunos de los doscientos activistas del ANC, entre ellos Nelson Mandela, Oliver Tambo y Walter Sisulu, reconocieron estar cansados del „pacifismo“ y formaron la Liga de los Jóvenes del ANC. Incluso en aquellos días, un miembro prominente, Anton Muziwakhe Lembede, anticipándose a Steve Biko y su movimiento de Conciencia Negra, se quejaba de la „opresión psicológica“ de los "negros" que producía „una pérdida de su auto confianza, un complejo de inferioridad, un sentimiento de frustración“. Sugería que la opresión de las masas las movilizaría, que su conciencia se elevaría, y declaró que la dinámica energía humana seria liberada por el Nacionalismo Africano y que tendrá más poder devastador en sus efectos que la energía atómica“ (7).

Claro que sí, muchos líderes del ANC estaban consciente de sus límites reformistas. A. P. Mda, un camarada de Lembede, quien fue más influido por la práxis-teoría del Marxismo, pidió que el Nacionalismo Africano en Sudáfrica emplee sus fuerzas directamente en la „liquidación del capitalismo“ y en „la igual distribución de la riqueza“ (8). Aquí se ve la "esencia" de la "revolución" del ANC; al fin y al cabo, ignorando todos los mecanismos históricos de la acumulación global del capital, para todos los sectores, blancos y negros, el ANC sólo quiere lograr una redistribución justa del ingreso nacional dentro del sistema capitalista sudafricana. Mda, miembro de la Liga de Jóvenes del ANC, criticó tanto al Partido Comunista de Sudáfrica (CPSA) como a la Organización Trotskista „Cuarta Internacional de Sudáfrica“ (FIOSA) por no colocar el Nacionalismo Africano al servicio de la acción revolucionaria de las masas.

Sin embargo, Mda manifestó gran respeto por Trotsky, quien, en su opinión, „fue un hombre de acción: un valiente, un pensador, un teórico y un orador“ (8). Sin embargo, para Mda los "Negros" han sufrido la „opresión nacional“ pero no así la "opresión de clase“ (9). Para el desarrollo histórico del „Congreso de la Alianza“ y la adopción de la „Carta de la Libertad“, en 1956, como es de público conocimiento, hay cientos de documentos del ANC relativos al periodo 1943-1956, que explican los acontecimientos desde su perspectiva. Relevante para nosotros es que hacia finales de la década de los 50, una tendencia radical liderizada por Mda y Roberto Mangaliso Sobukwe, se desarrolló dentro del movimiento del Congreso conocida como los „Africanistas“. Ellos acusaron al ANC de colaborar con el „liberalismo burgués blanco“ y retornaron a los principios del Nacionalismo Africano. En Abril de 1959, se fundó el Congreso Pan Africano (PAC) y se reemplazó al ANC. Ahora el ANC acusó al PAC de ser „anticomunista“ (10). En los hechos, el PAC había acusado al ANC de „racismo“ y Sobukwe hizo una importante diferenciación: „No somos antiblancos... !No detestamos al Europeo porque es blanco¡ Sólo lo detestamos por que es un opresor“ (11).

Mientras el ANC estaba practicando la „contra-violencia“ y el „sabotaje“, el PAC comenzó a organizarse como grupo guerrillero independiente – como Poqo, que violentamente atacó a los blancos opresores. Potlako Leballo, dirigente del PAC, en marzo de 1963, convocó a una nueva Conferencia, vociferando que Poqo tenia 155.000 miembros. Esto provocó una rápida venganza de Sudáfrica, y en 1970 nada se supo más de Poqo. Entre 1962 y 1967, 70 miembros del PAC fueron ejecutados y 8 torturados hasta la muerte. Entonces desde 1970 una nueva era comienza con el surgimiento de la Conciencia Negra y Steve Biko. ¿Cuál fue el principal error del ANC y del PAC? Ya en 1972, Steve Biko lo precisó.

E. La Crítica de Steve Biko al ANC y PAC

Según Biko: „El mayor error del mundo negro fue haber asumido que quienquiera que se opusiera al apartheid, era un „aliado“. Pidió que la „furia negra“, no se „comprometiera en infructuosas negociaciones con el status quo".

Así el BCM rompió con el liberalismo „blanco“ y el gandhismo. Una publicación de SASO, estableció claramente: „nuestros familiares han tomado mucho té con los liberales“ (12). SASO celebró la fortaleza de los „radicales blancos“ para la emancipación. En resumen, ahora en adelante, la lucha de liberación desde Soweto se radicalizó en términos de la „lucha de clases“.

El significado político del „levantamiento de Soweto“, No Sizwe lo sintetizó como sigue: „la comprensión de que el prejuicio de casta, al menos para los pueblos oprimidos, ha sido entendido en lo que realmente es, para lo que es, es decir, un instrumento de división y control político.

"El énfasis en la necesidad de la unidad para el movimiento de liberación nacional de la nación emergente en su totalidad fue un hecho significativo.

"La comprensión de que sólo los trabajadores negros pueden llevar la lucha hasta su término, y la importancia crucial de rechazar toda cooperación con el gobierno ha creado y controlado instituciones políticas, tales como los falsos „consejos“, los „líderes“ bantústanes, y así por el estilo“ (13).

En un mensaje a „su querida familia“, los estudiantes alzados de Soweto declararon:

„Las pacíficas manifestaciones estudiantiles han chocado con la fuerza de los que detentan el poder. Llamamos a los trabajadores, es decir, a nuestros padres a protestar marchando junto a los estudiantes y detener la escalada brutal de la policía que ha aumentado el número de asesinatos legalizados.

*Los estudiantes creen que Sudáfrica es lo que es, pero construida sobre la sangre, el sudor y el sacrificio de los trabajadores negros oprimidos y explotados. Es de todos conocido el hecho que los Negros han sostenido la economía del país sobre los hombros. Todos los periquitos, todas las carreteras han sido construidas por nuestros mal pagados asalariados.

"Es debido a estos hechos que los estudiantes pretenden una lucha de liberación para alcanzar el poder y tumbarlo con los trabajadores“ (14).

Un nuevo tono con un contenido científico y militante se hizo presente en la lucha emancipatoria. El temor a la violencia, con la cual hablan aterrorizado a recién nacidos y a niños, creó dialécticamente, en las mentes de los jóvenes revolucionarios de Sudáfrica, la teoría del conocimiento, la dialéctica, y comenzaron a aplicar sus leyes.

En ¿Quién será el siguiente? escribieron:

"¿Quién será el próximo detenido?
¿Quién será el próximo en ser asesinado después de una detención?
¿Quién será el próximo baleado en las calles o en las escuelas?
Si no pensamos ahora en las estrategias que debemos usar antes de que nos asesinen, las generaciones futuras aborrecerán oír de nosotros.
¿Esperaremos hasta que Uds. estén muertos?
¿Esperaremos que nos ayuden los extranjeros?
¿Esperaremos que una divinidad mágica nos libere?
¿Esperaremos a un ‘‘Mesías’’ no nacido aún?
¡No, no, no!
Gritemos y digamos:
Azania será libre
El Poder es mi alma
El Poder es mi espíritu
El Poder es mi cuerpo
El Poder es mi todo.
Siempre diremos y exclamaremos: ¡AMANDLA! (Poder)“ (15).

"Esta lozanía juvenil, este Renacimiento que se hizo presente en la lucha de liberación de Sudáfrica, es la aurora de una nueva conciencia revolucionaria encaminada a una fase de la revolucionaria y concreta práxis-teoría. El Consejo Representativo de los Estudiantes de Soweto (SSRC) anunció un boicot en la ciudad para navidades y manifestó precisamente que sin „emancipación“ no habrá nunca „paz“: „No habrá paz hasta que todos seamos libres“ (16).

Conclusión: ¡AMANDLA! ¡PODER AL PUEBLO, AL SOBERANO!

Aquí nacío la verdadera negación de la violencia en Sudáfrica: No la Paz, sino la Emancipación.

A despecho de la muerte de Biko, y de la eliminación del movimiento BCM, sus varias organizaciones y líderes continuaron la lucha de emancipación hasta finales de los años 80. El 29 y 30 de Septiembre de 1979, la Organización del Pueblo de Azania (APO), llamó a un Congreso cerca de Roodepoort, y estableció como uno de sus objetivos: „concientizar, politizar y movilizar a los trabajadores a través de la filosofía de la „conciencia negra“, para conducirlos a la conquista de sus legítimos derechos“ (17). La „conciencia negra“ fue elevada a Filosofía, a la „cabeza del proletariado“ (Marx). Al comienzo de los años 80, en un Boletín de SASO, podemos leer que sólo "la emancipación, la libertad, es la negación de la violencia".

„Cuando hablamos de la libertad, de la emancipación, para nosotros significa liberarnos de la pobreza y sus perversas asociaciones, libertad para gozar de los derechos básicos: pan, techo y abrigo, de educación para desarrollar la creatividad y no la destrucción, y acceder al mundo de la cultura en el que todos los que tengan condiciones, puedan participar“ (18).


Notas

(1) Steve Biko (1948-1977). Notes and Documents, Naciones Unidas. Centro Contra el Apartheid. Nueva York, Octubre de 1977. p. 2.

(2) Hilda Bernstein, Steve Biko, International Defence and Aid Fund Publication, No 46, London, Abril de 1978, p. 8.

(3) Steve Biko, Notes..., op. cit., p. 2.

(4) Ver también: Ernest Harsch, South Africa, White Rule, Black Revolt, Monad Press, New York, 1980, pp. 256-328.

(5) Ernest Harsch, Sudáfrica..., p. 225.

(6) Ibid.

(7) Gail Gerhart, Black Power in South Africa, University of California Press, Berkeley, 1978, pp. 58, 62.

(8) Harsch, South Africa..., p. 226.

(9) Gerhart, Black Power..., p. 130-131.

(10) Thomas Karis, Gwendolen M. Carter, eds., From Protest to Challenge - A Documentary History of African Politics in South Africa, 1882-1964, 4 vols, California: Hoover Institute Press, Stanford, 1972-1977, Vol. 2, p. 320.

(11) Harsch, South Africa..., p. 239.

(12) Karis, Carter, From Protest..., op. cit. Vol. 3, p. 508.

(13) SASO Newsletter, Durban, Marzo-Abril 1976; también ver: Aelred Stubbs (comp.), Steve Biko, I Write What I Like, Bowerdean Press, Londres, 1978, pp. 63-64; Steve Biko, Black Consciousness in South Africa, (comp. M. Arnold). Vintage Books, Nueva York, 1979.

(14) No Sizwe, Una Azania..., op. cit., p. 189.

(15) No Sizwe, Una Azania..., op. cit., p. 193.

(16) Ibid., pp. 193-194.

(17) Harsch, South Africa..., p. 299.

(18) Harsch, South Africa..., ibid.