Sección 22

 

Frantz Omar Fanon: ¿Qué es la Contra-Violencia? Cómo auto-defenderse contra el Terror del Imperialismo Global.


Frantz Omar Fanon: ¿Qué es la Contra-Violencia? Cómo auto-defenderse contra el Terror del Imperialismo Global (Tres Partes).

En Honor a los más de tres mil venezolanos quienes han sacrificado sus vidas el 27 de febrero de 1989 para auto-defender la emancipación humana contra el "neoliberalismo salvaje" global

Por: Franz J. T. Lee

 

Frantz Omar Fanon: La Auto-Defensa Emancipatoria, Parte Iª


ESCENARIO: Seminario de Filosofía

(Una nueva clase comienza. Prof. Coseino introduce el tema: Racismo, Ideología, Filosofía, dentro del contexto de "Esencia y Existencia", relacionado a la Filosofía Africana, con referencia especial al revolucionario militante, psiquiatra de Martinique, Frantz Omar Fanon. A continuación, la discusión se desenvuelve fervorosamente.)

Coseino: A lo largo de mi introducción, he tratado el concepto ideológico "raza" y las implicaciones que tiene en términos de "racismo" o "prejuicio racial"; su origen histórico; el significado que adquirió después de la revolución capitalista, democratico-burguesa, y la sublimación que experimentó este concepto en la concepción de Negritude y en el movimiento de liberación Africano, especialmente en Africa del Oeste y en Africa del Sur.

Adam: Por favor, explíquenos la relación ideológica entre Capitalismo y Racismo.

Coseino: He indicado, que la Discriminación Social, generada por el proceso de trabajo patriarcal como el tercer elemento de su quintaesencia, es nada más que la reflexión ideológica de la “división internacional de trabajo”, es decir del Mercado Mundial, en la superestructura, y que en realidad, in nuce, la misma discriminación social aparece como Racismo a escala mundial. He enfatizado, que el Capitalismo y el Racismo son los dos lados del mismo Proceso de Alienación dominante-explotador, del Trabajo.
Es decir: No hay Capitalismo sin Racismo, Racismo no existe sin Capitalismo. Para emanciparse del Capitalismo uno tiene que eliminar al Racismo, para liberarse del Racismo, uno tiene que aniquilar al Capitalismo.

Albert: ¿Podemos decir que, por consiguiente y hasta lógicamente, todos aquellos que son amantes del capitalismo y que sólo le quieren aplicar un maquillaje aquí y allá, también son "racistas"?

Coseino: Esta sí es una interrogante bastante delicada. Sin embargo, cada quíen tendrá que hacerse esta pregunta algún día, la cual requiere una respuesta cristalina, directa.
Quien afirma el status quo, quien tan solo esencialmente quiere cambiar este eterno sistema desde adentro, en otras palabras, quien tan solo desea reformar el Capitalismo, no importa lo que pretenda o cuán inocente pareciera ser, esta persona simplemente afirma la propia superestructura capitalista existente con su Racismo inherente; de facto, independientemente de que si la persona lo sabe o no, simplemente "piensa" como un Racista, es un Ser Capitalista, un “Ser Humano” racista-capitalista per se. No debería constantemente tratar de tener su torta capitalista-racista, y al mismo tiempo querer devorarla entera, hic et nunc, al categóricamente constatar, que no es ni jamás fue ningún racista, ningún capitalista. ¡Tan facilmente no se deja eliminar la dialéctica brutal entre Racismo y Capitalismo, ideologizándola y “lógico-formalizándola”! Como veremos mas adelante y según Fanon, son exactamente estas "raíces", esta identificación, esta identidad capitalista-racista, que constituye el “trampolín sanatorio” hacia el auto-conocimiento, hacia la auto-emancipación.

Karl: ¿Qué tiene que ver el Racismo con el "Ser Humano" colonizado, al quien Sartre se refiere en su introducción a "Los Condenados de la Tierra" de Frantz Fanon?

Coseino: A este respecto también he indicado que, dentro del contexto histórico señalado, al mundo "colonizado" le fue implantado su concepto de qué es un "ser humano"; fueron Aristóteles, Voltaire, Montesquieu, el propio Sartre introduciendo a Fanon, y finalmente Fanon mismo, quienes habían confirmado, que a Europa jamás se le había ocurrido ni en sueño de tan solo considerar, que un "colonizado" podría o debería formar parte intrínseca de la sonora especie homo sapiens, sapiens, o sea de la Humanidad, del Ser Humano! ¡Ni siquiera Leopoldo Senghor, un honorado miembro de la Academía Francesa, pudo lograr jamás deshacerse de su identidad "Kaffir" y liberarse de este nefasto “complejo de inferioridad”!
Esto no tiene absolutamente nada que ver con actitudes individuales europeas, nigerianas o afro-guyanesas, con las así llamadas "excepciones de la regla"; esto concierne más bien a la regla de hierro, al elemento intrínseco del Trabajo, del Capital: Se refiere, precisamente, al Racismo, al Apartheid, a la Discriminación Social.
En mi charla introductoria, refiriéndome a nuestro tema filosófico central, también he explicado "Consciencia y Conocimiento", en inglés "Conscience and Consciousness", es decir, la relevancia de Hegel y Sartre para las observaciones de Fanon en relación al desarrollo de una nueva psicología de relaciones coloniales y a sus ideas acerca de la psiquiatría y la naturaleza de la terapia. Estoy seguro que todos Ustedes han leído y estudiado Les Damnés de la terre , "Los Condenados de la Tierra", Peau noire, masques blancs ,"Piel Negra, Máscaras Blancas ", y Pour la révolution africaine, "Por la Revolución Africana", por eso, solamente vamos a sintetizar estas obras. Hoy, en toda probabilidad, solo podemos tratar con "Piel Negra, Máscaras Blancas", pero continuaremos con los "Condenados" la próxima semana.
Pero Irene, ¿qué tal si introduzcas Fanon a nosotros? Y, por favor, explícanos también los problemas que tuvo Fanon respecto al "racismo", y cuéntanos de su búsqueda por la identidad, por sus "raíces".

Irene: Renate y yo hemos estudiado la vida de Fanon; si por acaso se me olvidaría algún detalle de relevancia, seguramente Renate iría a mi rescate. ¡Así que lo haremos de manera "breve y dulce"! ¡Tal cuál como la propia vida de Fanón! De hecho, su biografía es fascinante, permítanme relatarla.

FRANTZ OMAR FANON, el psicoanalista y filósofo social de la India del Oeste, nació en 1925 en Martinique Francesa, y murió el 6 de diciembre de 1961, en Washington, D. C. En su juventud recibió su educación primaria en Martinique y Francia. Durante la Segunda Guerra Mundial Europea, junto a Senghor, prestó su servicio en el Ejército Francés; más tarde completó sus estudios de medicina en la Universidad de Lyon. Luego se fue a Argelia, donde, entre 1953 y 1956, presidió el Departamento Psiquiátrico del Hospital Blida-Joinville.

Karl: ¿Cuándo comenzó su compromiso político en el movimiento de liberación de Argelia?

Renate: Exactamente en este tiempo. En 1954 se incorporó al movimiento de liberación, y dos años mas tarde llegó a ser Editor Principal de su famoso periódico, El Moudjahid, publicado en Tunis.

Irene: Gracias, Renate. Después, se formó un "Gobierno Provisional" rebelde, y en 1960, Fanon llegó a ser su Embajador en Ghana. Ahora bien, ya que pertenecen a su corta biografía, haré unos comentarios acerca de sus dos obras más importantes, escritos entre 1952 y 1961. Peau noire, masques blancs (1952; Piel Negra, Máscaras Blancas) reflejó sus frustraciones personales con la discriminación colonial, con el racismo. En su juventud temprana, Fanon llegó a la conclusión que debería conocer, que debería entender a sí mismo, a su esencia, tal como era, es decir tal como el mundo lo veía en él. Esta es la razón por qué llegó a ser un escritor, un escritor de esencia, un escritor de la ciencia.

Karl: ¡Camaradas, ésto es lo que soy yo! ¡Siempre he dicho, que tengo algo en común con Frantz Fanon!

Irene: Muy bien, Karl. Pero hay algo más en ésto. Fanon quería anotar y comprender tanto las absurdidades como las posibilidades de devolverle la razón al mundo en el cual vivía. Para él, ser escritor científico era una forma de acción, la relación Práxis y Teoría. El no sólo deseaba comunicarse con los demás, más bien quería trasmitir la posibilidad de su experiencia común.

Renate: Y precisamente a lo largo de este proceso, Fanon se veía confrontado con la Discriminación Social global y globalizada, es decir, con el Racismo. Como Martiniqueo, "blanqueado" por el pálido y descarado Colonialismo Francés, pero siendo marcadamente "negro" tanto en la mirada de los ojos azules aristocráticos del colonizador como en la de los ojos marrones, llenos de odio de los propios colonizados, se proponía analizar psicológicamente e ideológicamente las raíces de este mal, del Racismo, y desarrollar un antídoto real, revolucionario y emancipador contra este flagelo de la humanidad.

Irene: Al llegar a los 27 años, Frantz Fanon publicó su obra Peau noire, masques blancs, y su cosmovisión ya había transcendido las relaciones humanas simples y la explicación simple de eventos aislados. Su pensar filosófico llegó a ser más complejo, más complicado, más teórico; esto era la única manera de captar complejidades universales, sociales y coloniales. ¡Ojalá que pudiéramos aprender esta lección de él, para erradicar nuestra flojedad intelectual, nuestra inercia mental, nuestro miedo a la supuesta filosofía de la "torre de marfil", de una vez por todas! Por encima de todo y no obstante su arduo labor psiquiátrico y su lucha revolucionaria, Fanon seguía pensando duro - lo que no equivale precisamente mirando los escaparates un domingo en la tarde -, y se ponía a estudiar la "Fenomenología del Espíritu" de Hegel y "El Ser y la Nada" de Sartre. Conste aquí, que nosotros no tenemos ninguna excusa en lo absoluto por no hacer lo mismo, y comenzar a filosofar por nosotros mismos. Ahora bien, ¿cuales fueron los resultados filosóficos pre-cognitivos, cognitivos y retro-cognitivos de sus esfuerzos intelectuales y racionales? ¡Renate, por favor, proceda!

Renate: Su libro es una exposición de su propio pasado, de la historia de la colonización. En este libro, Fanon se hizo la pregunta vital, de que si existía posibilidad alguna para que los colonizados y todos aquellos que eran como él, todas estas pieles negras con máscaras blancas, pudiésen llegar a vivir en relaciones emancipadas y a formar relaciones históricas no alienadas. Su conclusión y respuesta filosófica fue un simple y franco “SI y NO”.

Coseino: ¿Cuales fueron las demás conclusiones a las que llegó Fanon?

Irene: Para arribar a esta conclusión, la obra postuló una solidaridad práxica de sentimientos reales entre los "colonizados"; analizó su “falsa” identidad, las “raíces” falsificadas de su identidad, y enfatizó la explotación capitalista y deprivación social a la qual fueron sometidos desde siempre. Fanon señaló, que el así llamado individuo existe dentro de un nexo social, encarcelado en una RED enorme, lo cual ni Marx ni Freud habían descrito o podían describir en toda su amplitud y exactitud. Ninguno de los dos, ni mucho menos otros pensadores, se habían preocupado por los "negros", por su "psiquis”, por sus condiciones de vida y sus problemas. Para ellos, estas “mulas" sucias y mal-olientes simplemente no valían la pena de consideración psicológica o filosófica alguna; sus "instintos animales" no servían ni para el uso ni para el abuso de la “Filosofía” de corte aristocrático, burgués.

Karl: ¿Qué método de liberación sugirió Fanon que se le consideráse emplear con carácter de urgencia?

Renate: Fanon sugirió un método bastante sencillo, pero realista. Las relaciones entre "colonizados" y "colonizadores" Fanon las consideró como parte de un rígido sistema global. Para extirparlos, sugirió una metamorfosis revolucionaria de estas relaciones básicas. Esto implicaba, para el individuo, entrar en un proceso constante y activo de pensar para lograr un profundo nivel de conocimiento, basado en los logros de una forma más sofisticada de pensamiento y conciencia, y desarrollar permanentemente los nuevos objetivos de la emancipación. En cuanto al colectivo, urgía Fanon que se iniciáse un nuevo proceso de redescubrimiento, que no fuese influenciado por la educación o historia colonial, que se lleváse a cabo una revisión y re-evaluación tanto del pasado de cada quién, como también de todas las clases oprimidas, dominadas y discriminadas. Finalmente y con todo ésto se descubriría un sistema verdaderamente monstruoso, que tendría que ser destruido por cualquier medio necesario para tal fin, incluyendo la violencia emancipadora, en función de preparar el camino hacia un nuevo “hombre”, hacia una nueva “mujer”, consciente de sí mismo y asumiendo una nueva identidad emancipada.

Coseino: Gracias Renate e Irene. Otra vez, el tiempo está minando nuestros esfuerzos emancipadores. Nos tenemos que ir. ¡La próxima vez continuaremos con la segunda parte: Los Condenados de la Tierra!
(De manera vacilante, todos salen del aula magna, muy molestos con el Padre Tiempo...)


Frantz Omar Fanon: La Auto-Defensa Emancipatoria, Parte IIª

ESCENARIO: Seminario de Filosofía

(Llega el Prof. Coseino. En todo el salón de clase, pequeños grupos de estudiantes están discutiendo sobre el concepto del "racismo". Algunos acusan a sus compañeros de "racistas". Otros sostienen, que no son "capitalistas". Reina una atmósfera confusa. La clase comienza. Después de la charla introductoria, Coseino hace una propuesta.)

Coseino: He notado, que mis comentarios en el transcurso del seminario de la semana pasada acerca del "Racismo" han causado un alboroto académico. Por eso sugiero que aclaremos primero este asunto de la "raza", ya que el tema "Racismo e Ideología" es fundamental para comprender la Filosofía de Fanon, específicamente sus ideas expresadas en "Los Condenados de la Tierra". Les pido que formulen cuidadosamente todas sus dudas y preguntas para luego poder someterlas a nuestras consideraciones científicas y filosóficas. Voy a brindarles respuestas picantes en función de revelar el fondo ideológico de este problema.

Patricia: De hecho, tenemos un montón de preguntas "raciales". De ahí que sugerimos tratarlos de manera detallada en la tarde de hoy, continuando con "Los Condenados de la Tierra" la próxima semana.

Coseino: ¡De acuerdo - “el consumidor es el rey”! Ningún problema siempre y cuando sigan el “hilo rojo” que ha sido elucidado la semana pasada, y mientras que mantengan a Fanon en su mente ...

Adam: Bien, ¿son los terminos "raza" y "racismo" conceptos científicos y filosóficos? ¿Deberíamos utilizarlos en primer lugar?

Coseino: Otros podrían sostener una opinión diferente, pero en mí criterio son poco científicos y tienen una carga ideológica. Estos conceptos han causado una gran confusión intelectual y han contribuido a desastres catastróficos en los siglos pasados. En efecto, desde hace milenios, muchos conceptos no han expresado sino "fantasmas", "ángeles" y "demonios", en otras palabras ilusiones, y hasta hoy día ninguno de ellos ha sido verificado cientificamente; simplemente no tienen presencia en la así llamada realidad física. Sin embargo, sí tienen existencia en las "mentes" de billones de “seres humanos”, indoctrinados e intelectualmente manipulados. De una manera similar, los conceptos "raza" y "racismo" constituyen una especie de “realidades” ideológicas, en otras palabras, pseudo-términos que no reflejan la realidad subyacente, y sugeriría que éstos y muchos otros "conceptos" más, deberían ser erradicados de nuestra Filosofía.

Mohammed: ¿Eran Marx y Engels unos "racistas"?

Coseino: ¡Por supuesto que sí! ¡Desde la cuna hasta la tumba! No se les puede desprender de su entorno intelectual y de las barreras sociales del siglo IX. Eran productos sociales de su época, no importa cuán revolucionario y socialista hayan sido. En estos tiempos, Europa Occidental experimentó un desarrollo sin precedentes a nivel de la tecnología, ciencia e ideología, el cual ha sido acompañado por un fuerte sentimiento de “supremacía de la raza blanca". Las ciencias sociales llevaron el sello de esta arrogancia europea. La ciencia de la historia, la antropología, etnología, psicología y sociología intentaron legitimar "cientificamente" la hegemonía de Europa y la "superioridad" de la "Raza Aria". Marx y Engels no escaparon de esta poderosa avalancha de ideología racista; sus obras no-censuradas están llenas de comentarios racistas.

William: ¿Podría ejemplificar y ampliar esta aseveración?

Coseino: Con mucho gusto. En el mismo año 1848, tanto Arthur J. de Gobineau como Marx y Engels publicaron sus famosos "Manifiestos": La Desigualdad de las Razas y El Manifiesto del Partido Comunista, respectivamente. Ninguno de estos autores trató con los "problemas racistas" explicados por Fanon. De hecho y más tarde, ni Freud ni Jung se ocuparon con semejantes “preguntas indígenas”. Conste, que en el propio Manifiesto Comunista, Marx y Engels hablaron de los países “bárbaros” y “semi-bárbaros” que dependían y veían su futuro “en el espejo” de los países civilizados. Siempre me pregunto, si se referían a este género de "barbarie" cuando hicieron su famosa proyección profética acerca de un posible futuro bárbaro de la humanidad, en caso de que la revolución proletaria fracasara. Marx hasta encontraba un objeto de burla en los rasgos "negroides” de su yerno Lasalle.
De Gobineau iba aun más allá: sostuvo, que todas las “civilizaciones” antiguas y modernas eran "la creación de hombres blancos, siendo la única historia la historia blanca." Ahora sí podrán darse cuenta, que la "historia" no solamente la hacen los "grandes hombres", sino los "hombres blancos”. Ser “grande” implica ser “blanco”, ser un verdadero hombre. En una carta a Starkenburg, Engels constató sin rodeos: " ... la raza misma es un factor económico."

Martina: ¿Era Charles Darwin también un "racista"?

Coseino: La respuesta la puedes encontrar en el subtítulo de su obra famosa, “El Origen de las Especies: La Preservación de las Razas Favorecidas en la Lucha por la Vida". Voltaire, Montesquieu, de hecho, todo lo que fue el "Renacimiento", la "Reformación", la "Ilustración" y la "Edad de la Razón" no era nada mas sino una ebullición virulenta de la ideología pálida blanca, de la Discriminación Social, del Racismo. Voltaire y Montesquieu no podían entender, cómo “Dios”, el “Todopoderoso”, que era la "personificación de la bondad", hubiese podido colocar un "alma", y menos un "buen alma" en un cuerpo tan repugnante y oscuro como él de un "Negro". Estaban convencidos, de que los "negros" no eran "humanos", que constituían una “raza” completamente aparte, que no eran capaces de pensar y que sus "narices de animal" y sus "gestos salvajes" pertenecían a la propia jungla. Es más, Voltaire y Montesquieu estaban firmemente convencidos, de que la “raza negra” carecía de intelecto y no servía "ni para los usos, ni para los abusos de la filosofía". Esto lo pueden leer, expressis verbis, en sus obras originales.

Jeanette: ¿Podemos entonces hablar de "racismo" ya en el antiguo Egipto, o en la Grecia Antigua?

Coseino: En este caso y debido a un nivel de acumulación de capital rudimentario, que todavía no correspondía a la acumulación en un "mercado mundial" avanzado, podemos solamente hablar de un cripto-racismo, es decir una especie de "antipatía de grupo social". Por lo menos y para nuestra diversión conste aquí, que los precursores de los que luego se denominaron "arios", los mismos Alemanes (y también los Británicos), fueron descalificados como "bárbaros" por los viejos Griegos. Estos últimos también se burlaban de las narices planas y de los labios de los Nubios, Etiópicos y de los Faraones negros. ¿Quién sabe por qué, con el pasar de los siglos, la famosa Esfinge perdió su nariz de carácter "negroide"? ¿Se debe la pérdida de la naríz de la esfinge a una escaramuza con la cultura occidental, europea, griega y blanca, la cual le ganó la batalla sobre la cultura negra?

Martina: ¿Y qué hay del racismo en el Império Romano?

Coseino: Aunque la acumulación del capital ya empezaba a tomar vuelo, en el Imperio Romano la noción de “superioridad” era todavía un atributo cultural y de clase.

Alfred: ¿Y qué sucedió durante la época del "Descubrimiento", de la "Cristianización" y del Tráfico de los Esclavos?

Coseino: Desde el Império Romano hasta las "invasiones bárbaras" de Europa, durante la “desecración musulmana” de la "santa" España por los "Turcos Moros" y a lo largo de la era de dominación política e ideológica por el Catolicismo Romano, la racionalización que se le dió al trato de los esclavos negros como "seres no-humanos" no radicaba en el color de la piel, sino simplemente en sus "culturas" y "religiones" consideradas inferiores y por ende no-"civilizadas". Eric Williams, en su libro "Capitalism and Slavery", (Capitalismo y Esclavitud), constató: "La esclavitud no nació del racismo: mas bien, el racismo era la consecuencia de la esclavitud." Cuando el “comandante heróico” de la Companía Holandesa de las Indias Orientales, Jan van Riebeeck, había desembarcado en el Cabo de Sudáfrica el día 7 de abril de 1652, anotó en su Diario, que éste día habían matado a una manada de "malolientes perros negros”, refiriéndose a los valientes miembros del pueblo de los Khoikhoin, que habían vivido durante milenios en el extremo sur del continente Africano y que luego fueron nombrados "Strandlopers" por los Holandeses. Desde 1652 hasta hoy día, en Africa del Sur, se puede estudiar lo que constituye la "Esencia y Existencia" del racismo y del Apartheid, la verdadera cara discriminadora y brutal del capitalismo y del nazismo.

Martina: Una pregunta final. Como estudiante de idiomas que soy, me gustaría saber, si el avance progresivo del “racismo” en la superestructura también tenía su impacto en los idiomas Europeos?

Coseino: Obviamente. En el idioma inglés por ejemplo, el propio termino "racismo" origina en la epoca del reino de Elizabeth I (1558 - 1603), específicamente datando del decreto de expulsión de los negros y moros de su reino.

Jeanette: ¿Y en la España Católica Romana?

Coseino: Ahí tenemos por ejemplo el termino castellano “negrero”, que significa originalmente “comerciante de esclavos”. De hecho, estas "relaciones raciales" datan de 1494, cuando "su santidad" el Papa, les concedió a la España Católica y a Portugal el control jurisdiccional sobre los pueblos "paganos" del "Nuevo Mundo", y sobre sus recursos naturales. Más tarde, lo mismo se aplicó en los continentes Africano y Asiático. El "negro", como lo indica su denominación por los colonizadores, se diferenciaba de su amo blanco precisamente por el color de su piel. Ahora sí saben, de donde viene y qué connotación trae la palabra castellana “negrero”.

Martina: Ahora empiezo a comprender, cómo originaron las rimas, canciones y los cuentos para niños tan peculiares y discriminatorios. ¿Qué tal Karl, como propuesta para tu tesis doctoral, si le haces un seguimiento al racismo escondido en las comiquitas y en la ciencia ficción? Con toda seguridad, en lo que es el trabajo del escritor científico y como sugerido por Fanon, este mal ideológico no tendrá futuro; y si es que tiene algún futuro, será un futuro “negro".

Coseino: ¡Ahí lo tienen! Dénse cuenta del trasfondo ideológico de los “Ten little black Niggers” (Diez Pequeños Indios) de Agatha Christie, del "Struwwelpeter" de Heinrich Hoffmann y su colección clásica de cuentos para niños, de los "bembones", etc. Hasta la autora inglesa Agatha Christie atropelló a estos "negros oscuros”, ¡como si un "negro" no estuviese lo suficientemente "negro" ya!
Ahora, si revisan el Roget's Thesaurus o Webster’s Dictionary of the American Language, van a ver, qué es lo que denota el adjetivo "blanco":
Según estos fuentes, “blanco” denota algo “angélico, maravilloso, divino, moralmente o espiritualmente puro, honorable, decente”, etc.
¡Se lo dejo a la imaginación de ustedes mismos, qué es lo que denota “negro” en un mundo de “Ebano y Marfil"!
Ahora, Jeanette y Martina, revisen en cualquier diccionario (inglés), qué es lo que significan las siguientes palabras:
Magia negra, arte negro, comedia negra, libro negro, gato negro, oveja negra, viuda negra, mercado negro, humor negro, agujero negro, etc. etc.
Pienso que ahora sí han obtenido una idea de qué realmente trata el "racismo". La próxima semana conoceremos, cuales eran las "armas" que Fanon sugirió para erradicar este mal.¡De lo que ya podemos estar seguros es, que Fanon no recomendó para nada reformar o cambiar el racismo desde adentro! ¡Esto es todo para hoy! ¡Hasta luego!
(Altamente satisfechos, los estudiantes salen de la clase.)


Frantz Omar Fanon: La Auto-Defensa Emancipatoria, Parte IIIª


ESCENARIO: Seminario de Filosofía

(Coseino introduce el tema del día, enfatizando los parámetros científicos y paradigmas filosóficos de la Práxis y Teoría, indicando los límites de la Lógica Formal, de la Dialéctica, de la Unilógica y Dialógica. También indica, como cada uno de ellos forma barreras de conocimiento "históricas", específicas, que no sólo han demarcado la "consciencia" y el "conocimiento" de pensadores como Hegel, Marx, Darwin, Freud, Jung o Fanon, sino que también nos obstruyen la vista a nosotros, aquí y ahora, oscureciendo nuestras "visiones" con tinieblas y niebla racista e ideológica, impidiéndonos que actuemos, entendamos, pensemos e indaguemos la propia Esencia y Existencia Y Transcendencia de nuestra vida contemporánea. Luego, transhistoricamente, como deja vu, como fata morgana, como un rayo cayendo del cielo azul, Fanon triunfantemente reaparece de nuevo en el escenario.)

Coseino: Antes de que seguimos, Karl todavía quiere comentar algo referente a nuestras clases previas acerca de Negritude, Racismo y Colonialismo. El quiere enfatizar un aspecto relevante del racismo que no ha sido tratado en clases previas: Las fuerzas destructivas omnipresentes del racismo; también las peculiaridades históricas dentro del colonialismo. ¡Continúa, Karl!

Karl: El racismo muchas veces ha resultado ser destructivo para los mismos que lo practican, aunque no se hayan dado cuenta. El racismo convierte a los colonizados en enemigos a largo plazo, lo que ha resultado ser bastante destructivo.

Albert: Por favor Karl, danos una perspectiva histórica de tu aseveración intrépida.

Karl: Partiendo de una perspectiva histórica, uno de los resultados principales del Tradado de Versailles después de la Primera Guerra Mundial era el que los colonizadores europeos reforzaron su colonización de Africa y del Medio Oriente, traicionando así a los colonizados, quienes habían luchado junto a su lado. Mussolini atacó a Etiopia en los años 1930; parcialmente porque sintió que a Italia, un vencedor en la guerra, se le había estafado de potenciales colonias en Versailles.

Albert: ¡Desde un punto de vista imperialista, esto sí era intrigante!

Karl: Después, durante la Segunda Guerra Mundial, varios nacionalistas del "Tercer Mundo" esperaban que este conflicto inter-imperialista debilitase a los poderes europeos, para luego ir al combate a fines de hacer pedazos los imperios coloniales. Esto fue precisamente lo que sucedió cuando la guerra terminó. En efecto, durante la Segunda Guerra Mundial, no todos los nacionalistas del Tercer Mundo lucharon al lado de los Aliados. Algunos lucharon al lado de Hitler, por ejemplo Bose en la India y Rashid Ali (Hermandad Musulmana) en Iraq. En el parlamento de la Francia de Vichy, había un Africano negro. Lo mismo es válido con respecto a Senghor del Senegal. Por lo tanto, los racistas Aliados fueron contrapuestos contra los racistas Nazi. Además, Ho Chi Minh mantuvo una posición neutral hasta que los Japoneses se marcharon de Vietnam después de la Segunda Guerra Mundial II. Luego luchó contra los Franceses de Vichy en Vietnam.
Además y antes de la Segunda Guerra Mundial, soldados moros de Marruecos lucharon al lado de los Nacionalistas de Franco. Pienso que esto resultó en un cierto grado de independencia para el Marruecos Español. A veces, los logros anticolonialistas habían surgido de fuentes inesperadas.

Albert: Gracias por habernos ilustrado las contradicciones "racistas" dentro del colonialismo mismo. Recordar siempre la necesidad de estudiar todos lados de la misma moneda del Racismo, del Capitalismo, es, sin duda alguna, un enriquecimiento académico. Irene y Renate, ¡nos estamos muriendo de curiosidad para escuchar que “mensaje” revolucionario Frantz Fanon dejó como legado emancipador para todos los "Condenados de la Tierra"!

Renate: Este mensaje tiene que ver con la "Cuestión de la Violencia". Como ya Sorel lo había indicado, no fueron los "colonizados" quienes descubrieron la violencia social, más bien habían nacido dentro de la ya existente violencia capitalista, colonial; estaban completamente sumergidos en ella. Esto lo confirmó el propio Marx en una nota de píe al "Capital": "Si el Dinero, según Augier, vino a este mundo con manchas de sangre encima de su mejilla, entonces el Capital vino al mundo, con sangre y fango goteando de todos sus poros, desde la cabeza hasta los pies."

Irene: ¡Uno realmente no debería leer el Capital de Marx antes del desayuno!

Bill: Para tranquilizarte, Irene, encargo una "Bloody Mary" de la “Internet Bar” para tí.

Irene: ¡Prefiero un "Black & White" encima de los bárbaros "Cave Rocks"!

Renate: Permítanme primero relatar la actitud personal de Fanon hacia la violencia, el dolor, la enfermedad y la emancipación y contarles de su auto-devoción, y todo esto no tiene nada que ver con ninguna "teoría de conspiración" de los Illuminati. En 1960, cuando sabía que tenía leucemia, Fanon no tomó medidas de protección especiales ante los peligros coloniales violentos e intrínsecos en el ambiente que rodeaba su labor en el movimiento de liberación. Estaba consciente de su enfermedad fatal, pero realizando su tarea emancipadora, él no se ahorró ningun sacrificio. ¡Veamos, cómo adquirió su enfermedad!
Una vez, en la frontera marroquí-argelina, la “CIA” francesa, los pieds noirs de Argelia, volaron al carro en que andaba. Sorprendentemente, se salvó de la muerte y vivía después con doce vértebras espinales fracturadas. La parte inferior de su cuerpo fue parcialmente paralizada. Fue trasladado en avión a Roma, y hasta allá se atentó contra su vida. Fueron todos estos atentados contra la vida de Fanon que dieron lugar a su enfermedad, a la leucemia que atajó su vida. Ahora bien, estuvo plenamente convencido de la firme y brutal determinación violenta de sus enemigos coloniales, capitalistas. Y su mensaje fue claro: ¡"Ojo por ojo, vértebra por vértebra"! ¡Violencia Emancipadora! ¡Auto-Defensa violenta por parte de los Colonizados! Fue su propia experiencia de vida que engendró los contenidos filosóficos de su famoso libro, del clásico "Los Condenados de la Tierra".
Alrededor de marzo de 1961, en Roma, Fanon consultó a Sartre acerca de que este último escribiése una introducción para su libro. Sus colegas le aconsejaron irse a los EE.UU en función de recibir un tratamiento, pero Fanon estuvo muy vacilante en cuanto a meterse en la boca del lobo. Finalmente, su enfermedad lo obligó de ceder y en noviembre del mismo año, en un hospital en Washington D.C., revisó a su futuro libro. Pero su leucemia alcanzó un nivel crítico, y murió allá.

Coseino: Si uno compara la muerte silenciosa de Fanon con el carnaval internacional e ideológico, tipo "lágrima de cocodrilo", que ha sido organizado después de las muertes de la Madre Theresa, Lady Di y JFK Jr. y otros más, uno llega a la conclusión que la burguesía realmente sabe como consagrar sus “héroes”. ¡Que "descansen en paz", para siempre! Por lo menos nosotros estamos resucitando y transcendiendo a la vez a nuestro querido Frantz, que sigue viviendo en, con y por nosotros!
Irene: De todos modos, si la parte esencial del libro de Fanon cubre la violencia emancipadora, la sección existencial trata de la explicación teórico-filosófica del colonialismo y neo-colonialismo en todas partes del globo: de su corrupción, sus intrigas, conspiraciones, su genocidio, manipulación e indoctrinación, su control de la mente. Fanon, para liberar a Argelia, Africa y el resto del "Tercer Mundo", en el plano individual y social, abogó por la auto-defensa, la contra-violencia revolucionaria, como el único remedio eficaz de sanar el daño psicológico y físico causado por el colonialismo e imperialismo a escala mundial.

Renate: No obstante hay que explicar, por qué Fanon llegó a esta solución radical. Dejando a un lado sus experiencias personales por un momento, que ya son suficientes para llegar a semejantes conclusiones radicales, su tesis emancipadora - como queda expresada en su noción del efecto catártico que surge de la contra-violencia, de esta "fuerza purificadora", este "perdón real" - , consistía en que la descolonización no podía ser victoriosa, si los "condenados" no le arrebatasen el poder político a los "colonizadores” mediante una lucha de liberación violenta, y si no participase en este proceso curativo cada uno de los individuos afectados, a fines de extirpar de sí mismo los males del colonialismo e imperialismo, las relaciones sadomasoquistas, los complejos de inferioridad, la auto-agresión, la envidia de privilegios coloniales, las relaciones de amo y sirviente, la mentalidad esclavizada, etc. Fanon insistía en que cada uno tenía que tomar un bocado de la manzana amarga, haciendo la prueba al comerse entero a este pudín agrio, racista y colonial, por sí sólo.

Irene: Fanon caracterizó a nuestro mundo colonizado como una realidad maniquea, como una estructura dividida. Su crítica del marxismo consistía en que éste no había analizado la existencia de las “clases condenadas” y por ende había fallado en incluirlas en su teoría emancipadora. En su libro "Por la Revolución Africana", Fanon explicó los elementos específicos de la aplicación de su teoría de la contra-violencia, el cómo organizar la lucha de liberación. Sin embargo, ya hemos tratado los aspectos mas importantes en ocasiones anteriores.

Coseino: Gracias, Irene y Renate, por una exposición brillante. He leído sus respectivos ensayos, "Frantz Fanon: A Critical Study" y "L 'Oeuvre de Fanon"; los cuales recomiendo, con todo corazón, a nuestros estudiantes para sus estudios adicionales. Como siempre, ¡nos tenemos que ir! ¡Hasta la próxima!

(La clase comienza a disolverse. En las afueras explotan morteros. Algunos estudiantes protestan contra las miserables condiciones de vida. Una gandola de Coca-Cola es incendiada. Gas lacrimógeno invade el salón de clase. Ciertamente, ¡esto no era a lo que se había referido y lo que había enseñado Frantz Fanon! Muy cautelosamente, los estudiantes de filosofía salen del edificio.)