Franz J.T. Lee, enero de 2005



Venezuela: De las “Guerras de Poder” actuales a las Confrontaciones de los Superpoderes



Aunque como resultado de la globalización y como la realización social de las revoluciones Francesa e Industrial, y como Marx y Engels ya pronosticaron en el Manifiesto Comunista y en el Capital, la economía reciente - principalmente como producción por parte de “fuerzas de trabajo intelectual”, acompañadas por máquinas y computadoras, es decir por trabajo social - se ha movido al campo de la sobreestructura social a nivel global y a la política y viceversa. Todavía son muy pocos nuestros análisis y comentarios que se acercan político-económicamente o económico-políticamente con profundidad a la situación actual precaria de Venezuela en especial y al globo terráqueo en general.

Una de las razones fundamentales para este bloqueo “ideológico” es sencillamente, que según los académicos oficiales, el socialismo científico y filosófico viviente, o sea el Marxismo, está pasado de moda, es “obsoleto”, y que Plato y Jesucristo están muy de moda; en la guerra de información actual se abusan incluso de estos para servirles a los intereses del globofascismo.

Así que los estudios científicos de la historia del movimiento laboral moderno, de sus cambios estructurales, de todas las revoluciones sociales de los siglos 19 y 20, de la economía política, de los clásicos del Marxismo, de la dialéctica y la filosofía materialista, se están perdiendo progresivamente en la lava epicentral del Moloch global de la desinformación.

Como se puede presenciar cada día en los grandes boletines oficiales de noticias, como resultado de meros fragmentos atomizados, borrosos y manipulados de la realidad y de las relaciones, contradicciones y abstracciones a nivel global, en realidad el pensamiento mismo, la teoría y la filosofía, todos terminan en el horno del “Newspeak” (Nuevo Lenguaje) Orweliano.

La destrucción del pensamiento humano y de la conciencia social a escala global equivale a la destrucción de la humanidad misma. A través de los últimos años, en las Misiones que cubren el campo de la alfabetización y educación, con la ayuda de la Cuba revolucionaria, se ha logrado bastante en Venezuela para superar esta plaga globofascista. Sin embargo, esto sólo representa una gotita nueva y fresca sobre la lava ardiente del Control Mental a nivel global.

Sólo mediante una aproximación histórica y con precisión científica e incisión filosófica, con las armas dialécticas y dialógicas de la economía política, como una cooperativa de revolucionarios globales, como Poder Ciudadano con una conciencia de clase, podemos comprender la realidad mundial actual, podemos estudiar obras serias sobre la crisis mundial energética o sobre el venidero colapso de los EE.UU. y del mercado mundial. Sólo de esta manera la Revolución Bolivariana puede interrelacionar sus tareas nacionales inmediatas con los objetivos continentales de mediano plazo y con la totalidad de la creatividad, creación y emancipación internacional permanente galáctica.

De lo contrario será sofocada por las mismas estructuras sociales oligárquicas de ayer, que pretende aniquilar, y será capturada por la contrarrevolución, lo cual podría resultar en degeneración intelectual, corrupción extensa, “clientelismo”, populismo improductivo y nacionalismo parroquial. Esto sería el fin de la “revolución bonita”. ¡La corrupción del mejor es la peor corrupción!

En comentarios anteriores hemos retratado este “posible futuro dorado negro” de Venezuela, y en solidaridad total con la Revolución Bolivariana hemos advertido sobre los venideros peligros y sobre nuestra lucha a vida preciosa y muerte heroica, para cuidar, nutrir y enriquecer este paradigma para el mundo y la humanidad único práxico-teórico revolucionario.

Interrelacionamos varios elementos importantes de la actual crisis mundial, entre ellos los proyectos para un “Nuevo Siglo (Norte)Americano”, las Torres Gemelas con Pearl Harbor, la crisis energética con Irak y Venezuela, los planes ocultos de masacrar a billones de fuerzas de trabajo físico obsoleto con las “fuerzas de trabajo intelectuales” actuales, con la Norteamérica Corporativa, con sus guerras genocidas, con su gigantesco arsenal de armas de destrucción masiva, con sus gobiernos títeres en Israel y Colombia, con el globofascismo orweliano alias la Globalización.

Llegamos a la conclusión, que dentro de esta misma década se podría decidir, podría ser decisivo el futuro de la humanidad; de hecho, podría estar en juego su verdadero “ser o no ser”.

Esto no es una exageración irresponsable; para las decenas de miles de víctimas de las Torres Gemelas, de las guerras sangrientas de Bush contra Afganistán e Irak, en Fallujah, era el fin del mundo, el Armagedón, el Apocalipsis.

Por puro accidente, o más preciso por nuestra propia práxis-teoría, nos salvamos en el 2002 aquí en Venezuela. Hace un tiempo atrás, en Indonesia, luego de un golpe militar orquestado por los EE.UU., más que 300.000 “comunistas” fueron masacrados dentro de un sólo día. Esto nunca jamás se debería repetir aquí.

Ahora, continuando nuestros proyectos de “ex-formación” - que pretenden de negar las actuales guerras de información y campañas de desinformación por parte de los medios masivos internacionales, controlados y financiados por gigantescas corporaciones globales, y revelar grandes mentiras tales como las de “Al Qaeda”, “Bin Laden”, el “terrorismo árabe y venezolano”, las “guerras anti-droga”, la “liberación de Irak”, etc. - vamos a comentar brevemente un artículo importante que todo el mundo debería leer, para entender lo qué son las implicaciones político-económicas de la actual miseria mundial fascista.

Nos referimos al escrito más reciente de Michael C. Ruppert “El Comienzo del Juego Final del Petróleo”.
<http://www.fromthewilderness.com/members/012505_ftw_maps.shtml>
Aquí sólo citaremos algunos pasajes relevantes y haremos unos comentarios simples, para animar el estudio adicional de este “menetekel” altamente actual sobre nuestro “muro de penas” a nivel global.

Lo qué Ruppert explica es precisamente lo qué describimos en nuestros comentarios pasados en Vheadline.com: el hecho de que los poderes principales como los EE.UU., Europa, Rusia y China, compiten violentamente entre sí por una futura hegemonía global, e incluso se arriesgan por una guerra mundial total. Y esto pasa frente a un probable máximo de producción de petrólero en el 2007/2008, sobre el cual también advirtió Thomas Bearden ya en el año 2000.

Obviamente, como hemos enfatizado tantas veces, la quintaesencia político-económica de la crisis global actual no consiste en agarrar los recursos naturales al estilo viejo colonial, sino es un orden mundial en crisis, es la batalla de los Titanes corporativos, para adueñarse de los pocos recursos energéticos restantes en este planeta y para determinar, quien será el futuro jefe en un planeta estéril, solitario y radio-activo. Ruppert llama esto “Competencia Rápida del Re-Alineamiento Global”.

Los tres hechos claves de significancia abrumadora para los eventos mundiales actuales, los resume como sigue:

Hecho No. 1: Los precios del crudo se han duplicado desde 2001, pero las compañías petroleras han incrementado sólo por un mínimo sus presupuestos para la exploración de nuevos campos petroleros. De manera similar, las refinerías estadounidenses trabajan al límite de su capacidad, todavía no se han construido nuevas refinerías desde 1976. Y los buques de petróleo trabajan al máximo, pero los viejos se decomisan más rápido que se construyen nuevos. - Mark Williams, Technology Review, February 2005”...

Hecho No. 2: Sólo olvidémonos del crecimiento económico y de cómo apenas balancear los declives...
(Véase: <http://www.ems.org/rls/2004/01/28/oil_supply_short.html>

Hecho No. 3: Qué desequilibrio: el Norteamericano corriente consume 25 barriles de petróleo por año. En China, el promedio es de aproximadamente 1,3 barriles por año; en la India, menos que uno...

El reto es gigantesco. Para que China y la India solamente llegasen a un cuarto del consumo de petróleo de los EE.UU., la producción a nivel mundial tendría que aumentarse por un 44%. Para alcanzar la mitad del nivel estadounidense, la producción mundial casi tendría que duplicarse. Esto es imposible. Las reservas mundiales de petróleo son finitos. Y se escucha cada vez más la opinión, que la producción de petróleo a nivel global pronto llegará a su máximo. - The Christian Science Monitor, January 20, 2005”.

Ahora ¿qué es lo que concluye Ruppert a base de estos hechos? ¿Qué significan para el futuro dorado negro de Venezuela?

A pesar de los acuerdos en materia petrolera entre Venezuela e Irán, Rusia y China, ¿por qué hay un declive en las inversiones en la exploración de petróleo y la construcción de refinerías? ¿Por qué los EE.UU. simplemente deciden de agarrar esos recursos por la fuerza?

Estos tres hechos por sí solos dictan un “derecho” global a petróleo y esto es en verdad lo que está pasando. Ahora parece claro, por qué las naciones más consumidoras de petróleo del mundo han decidido de posicionarse para controlar lo máximo de petróleo posible antes del ahora cierto evento cumbre del 2007. El primer hecho subraya un punto que FTW solía hacer durante años. Incluso si lo del máximo de producción de petróleo fuese un invento (difícil de creer a esas alturas), el mundo se comporta como no obstante fuera bastante real e inminente. El hecho de que virtualmente no hay exploración o construcción de refinerías significa que los jefes entienden claramente que ya no existe más petróleo de significancia y nunca se pagan sus inversiones”.

Actualmente, las líneas de batalla ya están trazadas a través de todo el planeta, el “eje del mal” está identificado.

Ruppert concluye haciendo la pregunta decisiva:

¡Cuántas guerras son capaces de combatir los EE.UU.? ¿Cuán grande es el alcance de Guliver? Esos Liliputanos no se encuentran en un sólo sitio para ser aplastados. ... no muestran temor alguno. ¿Cuánto tiempo más antes de los primeros disparos; primero en guerras de poder, luego en confrontaciones directas entre los superpoderes?

Este tiempo no puede estar muy lejos”.

Actualmente, como resultado de la reciente declaración del gobierno colombiano para disculparse y para venir a Caracas a discutir el asunto con el Presidente Chávez, la “guerra de poder” entre Colombia y Venezuela, planificada y generada por los EE.UU., está pospuesta por ahora. La causa para esta inesperada gira de los acontecimientos, sólo la sabremos mucho más tarde.

Chávez tiene en manos dos cartas principales, que son el cambio del dólar al euro petrolero, y - como ya lo había amenazado - ni una gota más de petróleo para los EE.UU., en caso de que esos siguen interfiriendo en los asuntos internos de Venezuela.

Ya en Suiza un economista chino indicó, que su país va lentamente saliendo del dólar, que China “ha perdido toda confianza en la estabilidad del dólar estadounidense y su prioridad es ensanchar la tasa de cambio para su moneda del dólar a una cesta más flexible de monedas”.
<http://www.fromthewilderness.com/free/ww3/012805_chinese_out.shtml>

Según un reporte reciente sobre las reservas nacionales en el Banco Nagara de Malasia, el banco central de la nación, Malasia hizo una “ganancia de reevaluación” de 2,1 billones de dólares en 2004, “proveniente principalmente de la desvalorización de dólar estadounidense frente a las monedas más importantes”.
<http://www.fromthewilderness.com/free/ww3/012805_china_shuns.shtml>

Todo esto indica el talón de Aquiles de la economía estadounidense, y con esto las limitaciones de los actos políticos y militares de la administración Bush. También indica, cuán formidable sería una línea de defensa a través de una economía integrada latinoamericana, un ALBA, contra las intervenciones militares estadounidenses en el extranjero.

Sin embargo, el Presidente Uribe de Colombia queda como pieza estratégica dentro de los planes maestros de la invasión militar, en los cuales por cierto el Zulia juega un rol central. Ciertamente en estos momentos ya se inicia otro plan de desestabilización contra Venezuela - el Plan Colombia continua, pero también, la lutta continua.

Esas son las realidades actuales, las cuales sólo las puede revelar un profundo conocimiento de la economía política. Así que Venezuela y América Latina, comiencen a armarse, y a armar sus fuerzas militares y sus ciudadanos poderosos, no sólo para las guerras de poder actuales, sino también para la venidera confrontación de los superpoderes, la cual está justo a la vuelta de la esquina.