Franz J.T. Lee, octubre de 2009



Venezuela: ¡Cuidado, las grandes empresas entran en la Faja del Orinoco y con ellas la próxima Gran Guerra!



"¿Olemos el hedor de las sangrientas botas yanquis procedente de las bases militares en Colombia? En otros lugares, ¿podemos oler la decadencia y la putrefacción capitalista, los pozos negros y lodazales?

No, no vemos nada, no escuchamos nada, no olemos nada ....
¿Todavía sentimos algo? "

El año pasado, el Presidente Chávez advirtió: “¡En 2009 vendrán por mí!” En este mismo momento las fuerzas oscuras de la desestabilización día y noche se dan a la tarea de montar un ataque feroz contra nosotros, con la ayuda de la administración Obama.

Esta situación no es individual o personal, tampoco es un capricho del “Imperio”, no, es el resultado histórico de profundas relaciones y contradicciones de producción dialécticas. Veamos algunas realidades.

Según datos presentados por Vanessa Davies en su programa Contragolpe, del 23 de octubre de 2009:

* el 25% de los habitantes de nuestro planeta se encuentran en extrema pobreza.

* más de 1400 millones de personas viven con sólo 1 dólar al día.

* 1200 millones no tienen acceso a condiciones higiénicas algunas y tienen que defecar al aire libre.

* 800 millones de personas sufren de hambre y desnutrición.

* el 25% de los niños menores de 5 años están desnutridos y por tanto, tienen seriamente comprometido su desarrollo físico y mental.

* el 10% de la población mundial posee el 90% de la riqueza del mundo.

Puede, que estas cifras se hayan elevado considerablemente en los últimos meses debido a la crisis estructural del capitalismo. Esto es el capitalismo imperialista corporativo, que en el futuro cercano quiere convertir a Venezuela en otra Gaza.

Los “condenados de la tierra”, “Los Miserables”, la “carga del hombre blanco”, que viven debajo de los puentes, en carpas, en cuevas, campos, cerros, favelas y ghettos, en Gaza y en Falujah, sí ven la explotación cuando sus hijos amados mueren de hambre. Ellos sí escuchan la llegada de los aviones imperialistas de guerra, huelen la descomposición de los restos de sus padres y madres bombardeados, estos “camelleros” sí sienten el fuego de las bombas de fósforo blanco, el dolor de sus flacos cuerpos, de su existencia inocente, siendo devorados en carne viva.

En la Casa Blanca ¿a quien le importa? ¿Quién todavía siente algo humano, humanista o humanitario? ¿A quién le importa que millones de personas en todo el mundo han protestado contra la masacre de Gaza? En la Ribera Occidental ¿a las autoridades y los empresarios palestinos realmente les importó, acaso ellos se sumaron a la protesta categórica?

¿Venezuela, mirate en este espejo!

En todo el Medio Oriente, en las últimas décadas, en Palestina, Irak, Irán, Afganistán, Pakistán y otros países, más de un millón de árabes fueron masacrados sin piedad por los criminales de guerra de la clase dominante de todas las categorías. Afirmando el capitalismo global, nunca sintieron nada por los pobres, para los esclavos asalariados desterrados; para ellos la guerra es negocio y sus negocios son la guerra, es decir, para ellos, la ‘paz mundial’ es una alianza de negocios muy a menudo coronada con Premios Nóbel de la Paz. Resulta, que incluso Hitler y Stalin fueron alguna vez considerados para ser nominados para el Premio Nóbel de la Paz.

Sin embargo, aquí en Venezuela ¿qué es lo que muchos de nosotros, ni vemos, ni escuchamos, ni olemos, ni sentimos?

Para tener una visión de la historia a largo plazo, de la acumulación de capital en pocas manos, para avivar nuestro pasado, para nutrir a una memoria saludable, para desarrollar una conciencia teórica y una conciencia de clase, siempre tenemos que comprobar lo que hemos dicho y lo que estábamos haciendo en el pasado reciente.

En función de hacer frente a los viles asaltos de las futuras batallas nacionales y guerras de clase globales, necesitamos emplear tácticas de auto-defensa y estrategias emancipatorias en una guerra asimétrica. A pesar de todo su arsenal de armas de destrucción masiva, que podría volar el planeta en pedazos, los EE.UU., la OTAN, no logran ganar la guerra contra una de las naciones más pobres del mundo, contra Afganistán. El Hermano Mayor tampoco logra ocupar a Irak totalmente, a menos que los capitalistas decidan a inmolarse en una conflagración y entropía universal. Como hemos dicho en otras oportunidades, no existe ningún capitalista sin un trabajador, ningún amo sin un esclavo, y viceversa.

Venezuela: la calma antes de la tormenta.

Es obvio: quien siembra los vientos del socialismo, cosechará las tormentas del capitalismo.

Más recientemente, entre 1999 y 2009, incontables toneladas de agua han fluido por el Orinoco en su camino hacia el inmenso Océano Atlántico. Mientras tanto, nosotros, los revolucionarios, los bolivarianos y todos los pueblos hemos cambiado, el mismo Orinoco ha cambiado, hasta tenemos tres puentes sobre el Orinoco y un Correo del Orinoco. Nosotros mismos, de la mano de las transnacionales, estamos globalizando nuestras propias selvas, nuestros recursos naturales y nuestros sagrados pueblos indígenas.

¡Las grandes empresas están entrando en el Delta del Orinoco y con ellas una posible Gran Guerra!

En una entrevista exclusiva “Venezuela y los EE.UU.” realizada por Jesús María Nery Barrios hace casi 2 años atrás, hemos explicado la esencia económica de la permanente espada militar de Damocles que cierne sobre nuestras cabezas. En aquel entonces, Jesús Nery hizo una pregunta que hoy es más actual que nunca:

“JMNB: ¿Significa esto que, según el ‘dominio de pleno espectro’, Venezuela es el siguiente país en la lista [de países por ser invadidos]? En esencia, para Venezuela, ¿cuál es la buena noticia, y cual la mala en este momento crítico de la historia mundial?

 FJTL: ¿Cuál de las noticias primero?

JMNB: La buena.

FJTL: Bueno, eso es muy fácil. Contrariamente a muchos países del Sur, Venezuela está prácticamente nadando en un mar eterno de petróleo, gas y agua dulce; posee una inmensa biodiversidad, metales y minerales estratégicos, y una vegetación tropical capaz de producir todo el oxígeno necesario para los siglos venideros.”
(Véase: http://quebec.indymedia.org/en/node/29321)

Ya el 27 de febrero de 2008, explicamos la clave hacia una comprensión dialéctica económica de la última invasión yanqui, la “guerra de cuarta generación” y los ataques internos y externos contra la República Bolivariana de Venezuela:

“JMNB: De acuerdo. ¿Y la mala noticia?

FJTL: Precisamente la misma noticia: Contrariamente a muchos países del Sur, Venezuela está prácticamente nadando en un mar eterno de petróleo, gas y agua dulce; posee una inmensa biodiversidad, etc. etc.

Esto es el por qué Venezuela es prácticamente un miembro del sonoro ‘eje del mal’, es el blanco No.1 para un nuevo ‘descubrimiento’, una nueva ‘cristianización’, una ‘pacificación’ y una conquista militar; está amenazada por el Plan Colombia, y esta Espada de Damocles se cierne sobre nuestras cabezas para siempre. El Tío Sam va a cometer cualquier crimen que puede otorgar al capitalismo mundial otra oportunidad de vida. Esta es dialéctica revolucionaria, donde las “buenas” y “malas noticias” son dos caras de la misma moneda en el mercado mundial”. (Ibid.)

Muy recientemente, Prensa Latina, el 21 de octubre de 2009, confirmó los peligros mencionados anteriormente e informó que la delegación venezolana en el Parlamento Latinoamericano estaba denunciando que los Estados Unidos de Norteamérica están aumentando progresivamente su presencia beligerante en América del Sur y actualmente están reforzando su cerco militar sobre Venezuela.

Concretamente, ¿cómo se está orquestando la segunda conquista colonial e imperialista de Venezuela?

1. Interna y externamente la difusión de una galaxia de mentiras ideológicas, mitos y ‘clichés’ sobre el gobierno bolivariano, de carácter pro-capitalista y anti-socialista, científicamente bien preparadas.

2. Guerra de cuarta generación: racismo, arrogancia, manipulación y adoctrinamiento por los medios de comunicación masivos, revoluciones de color, en los medios cero información favorable acerca de Venezuela. Lanzamiento de campañas estereotípicas, difamación ad hominem del Presidente Chávez: al estilo fascista, que sólo es él que hace historia en Venezuela. Según la lógica formal, es sólo él que es el culpable de todo lo que sale mal; él personalmente es un enemigo de la humanidad, un tirano, un dictador, un agresor, asesino, terrorista, un traficante de drogas, órganos humanos y materiales nucleares. En términos globo-fascistas, Chávez es el moderno anti-Cristo, y si no existiera, los verdaderos terroristas de las clases dominantes tendrían que inventarlo. Millones creen en esta basura ‘informativa’ que da la vuelta al mundo como ‘noticias’, y no pueden ver el genocidio mundial, que ya es virulento, causado por otras armas de destrucción masiva como la "gripe porcina", para mencionar solo una.

3. En este ambiente hipnotizado, contaminado y confundido se puede identificar el verdadero problema de la globalización: en el capitalismo lo que no sirve (para fines de lucro y de poder) termina en el basurero, por tanto, de unos 7 mil millones de seres humanos, más de la mitad son sólo una ‘carga’ para los capitalistas. El cómo deshacerse de ellos y agarrar sus recursos naturales, ¡esta es la verdadera pregunta de “ser o no ser”!

¿Qué es lo que se está preparando a lo largo de las fronteras venezolanas? Un cerco militar, prácticamente una declaración de guerra.

En su megalomanía de agresión contra Venezuela,

* los EE.UU. reciben apoyo por la OTAN y algunos países vecinos, como Colombia y Panamá.

* Los EE.UU. están incrementando sus 3 bases militares actuales en Colombia a un número de 10;

* su IV Flota vuelve a estar realizando maniobras de guerra en las aguas del Caribe;

* los EE.UU. utilizan un satélite de comunicaciones para sus operaciones militares lanzado desde la Guayana Francesa,

* también se están construyendo dos instalaciones militares navales en Panamá,

* en Aruba y Curazao, Washington está extendiendo su presencia belicosa.
(Datos en: http://www.aporrea.org/tiburon/n144237.html)

Estamos siendo acosados ¿y cuántos millones de personas están protestando a favor de nosotros? A nivel nacional, las fuerzas reaccionarias venezolanas, los paramilitares y las ‘guarimbas’ continúan. ¿Estamos preparados para defender la soberanía de Venezuela por todos los medios necesarios? La guerra de los grandes negocios ya está en nuestro horizonte, en el ALBA, en Honduras.