Franz J.T. Lee, abril de 2009



Camaradas trabajadores, ¡hay que ganar, tomar armas contra un mar de problemas!



Ser o no ser: esa es la pregunta:
Si es más noble en la mente de sufrir
Las hondas y flechas de la atroz fortuna,
O tomar armas contra un mar de problemas,
Y ponerles fin oponiéndose? ... “
(William Shakespeare, Hamlet.)

No es necesario resumir las múltiples expresiones del gran colapso en los últimos meses. Lo que no está suficientemente claro es que los trabajadores del mundo tienen una tarea emancipatoria frente a la humanidad que es derrocar el capitalismo aquí y ahora, en su momento histórico más peligroso, pero más débil a la vez; en su colapso material objetivo, para evitar una nueva era de terrorismo bárbaro y de globo fascismo más allá de la imaginación.

Veamos algunos hechos y cifras que confirman esta tendencia histórica inexorable.

Hace un tiempo, en un comentario “Venideros Disturbios de los Trabajadores en las Metrópoli”, describimos el lamentable destino de los trabajadores automotrices de Chrysler, General Motors y otras corporaciones gigantes de América del Norte. Ya los trabajadores están empezando a ver que, mientras se les dice que abrochen el cinturón y que acepten más recortes salariales y de empleo, los multimillonarios están recibiendo inmensos rescates, tomados principalmente del dinero de los contribuyentes.

En consecuencia, se sienten engañados y traicionados por sus jefes opulentos y por sus sindicatos impuestos, que los han condenado a unos salarios de pobreza. Además, ya ahora se sienten discriminados económicamente por la propia administración de Obama. También se quejan de que la fraternidad sólo es válida para las elites de la clase dominante y los miembros corporativos privilegiados del complejo militar industrial, y que el Partido Demócrata no les ha dado nada. De esta manera las semillas del descontento social, las revueltas masivas, las luchas y la conciencia de clase están comenzando a germinar, no sólo en los EE.UU. sino en todo el mundo.

Así nacen el internacionalismo proletario y el proletarianismo internacional, la lucha de clases mundial.

Ciertamente, hoy en día los divinos molinos de la concentración, la monopolización, la competencia, la fusión, la centralización, la corrupción y la quiebra muelen a una velocidad vertiginosa. La situación contemporánea se ha vuelto tan perversa: titanes financieros como el Royal Bank of Canada, Bank of America Corp. y Citigroup Inc. no temen el fantasma del comunismo mundial o de la lucha de clases proletaria, más bien tiemblan sólo con la idea de nacionalización del Estado capitalista. Ahora los capitalistas no sólo favorecen la “fraternidad”, sino también la “unidad”, como el Club de Roma sugirió hace un tiempo, es decir, un Estado unitario mundial.

Por lo tanto, ¡trabajadores del mundo, también únanse!

Sólo nótese quienes son los interesados en la construcción de los fundamentos económicos mundiales de un Leviatán globo fascista, autoritario y totalitario: algunos miembros del Congreso, el ex jefe de la Junta de la Reserva Federal de EE.UU. Alan Greenspan, los ganadores del Premio Nóbel, los economistas Joseph Stiglitz y Paul Krugman, y también el ex vicepresidente de la 'Fed' Alan Blinder, profesor de la Universidad de Princeton. De hecho, económicamente el gobierno de los EE.UU. ya es el único propietario de muchas corporaciones gigantes.

Todo esto no ayudará parar la lucha de clases histórica.

Esta es la primera depresión verdaderamente globalizada; aunque más limitada, la anterior de 1929 ya le costó a Europa y otros países decenas de millones de vidas, décadas de horror y terror fascista, incluida una brutal guerra mundial nuclear. La crisis actual será peor en su magnitud destructiva.

¿Hasta dónde esto afecta a los trabajadores del mundo? La recesión mundial ya ha saqueado nuestros ahorros, recorta nuestros salarios y nuestros beneficios sociales para los cuales hemos luchado desde los albores de la industrialización.

En este momento, en los EE.UU. brotan las “ciudades de carpas” en todos lados; Global Research nos informa: “Los precios de la vivienda se aceleraron hacia la baja indicando ajustes más fuertes a corto plazo. Las líneas de tendencia son ahora más empinadas que nunca - casi perpendiculares. Los precios de la vivienda no sólo están cayendo, sino están colapsando y golpeando duro. Ahora, cuando la moratoria de la ejecución de hipotecas ha culminado, los Avisos de Incumplimiento (NOD, por sus siglas en inglés), han alcanzado un máximo histórico”.
(Véase: http://www.globalresearch.ca/index.php?context=va&aid=13283)

Si esto continúa en los EE.UU. y en otros lugares, pronto no sólo tendremos clases trabajadoras sin trabajo sino también sin hogar. El Presidente Obama no puede hacer nada para detener este colapso del capitalismo. Con todo honor, un gran hombre a solas no hace la historia.

Este Día del Trabajador, este día del socorro 2009 ... que en los EE.UU. sólo se celebra en septiembre ... se está anunciando con los siguientes ominosos “escritos en la pared de penas”:

“Los analistas del mercado predicen que habrán 5 millones de ejecuciones de hipotecas más entre ahora y 2011. Es un desastre mayor que el huracán Katrina. El aumento del desempleo y de las ejecuciones de hipotecas garantizan de que cientos de bancos e instituciones financieras se verán obligados a la quiebra. Un 40 por ciento de los propietarios de hogares delincuentes ya han anulado sus casas.”
(Ibíd.)

Sí, para el proletariado mundial es “ser o no ser”, se trata de “tomar las armas contra un mar de problemas”. “Es el mejor de los tiempos, es el peor de los tiempos”, es el amanecer de las luchas de clase a nivel mundial, y se trata de convertir el colapso capitalista en la emancipación socialista.

La esencia histórica de la lucha de clases del proletariado internacional se basa en el reconocimiento científico de que en la actualidad estamos experimentando una “crisis económica mundial de naturaleza sistémica y estructural”. Esto fue confirmado en la reciente cumbre celebrada en Cumaná, Venezuela.

Por último, en la Declaración de Cumaná, Venezuela, del 23 de abril de 2009, firmada por los países miembros del ALBA, los Jefes de Estado y de Gobierno de Bolivia, Cuba, Dominica, Honduras, Nicaragua y Venezuela, entre otras cosas, proponen a celebrar un debate a fondo:

“El capitalismo está llevando a la humanidad y al planeta a la extinción. Lo que estamos viviendo es una crisis económica mundial de naturaleza sistémica y estructural, y no otra crisis cíclica. Aquellos que piensan que con una inyección de dinero de los contribuyentes y con algunas medidas de regulación, esta crisis termine, están equivocados. El sistema financiero está en crisis debido a que están circulando bonos con seis veces el valor real de los bienes y servicios producidos y prestados en el mundo, no se trata de una “falla de regulación del sistema”, sino de una parte intrínseca del sistema capitalista que especula con todos los activos y valores con miras a obtener las máximas ganancias posibles. Hasta ahora, la crisis económica ha generado más de 100 millones de personas adicionales padeciendo de hambre y ha reducido más de 50 millones de puestos de trabajo, y estas cifras muestran una tendencia al alza”.
http://www.venezuelanalysis.com/analysis/4390


Obviamente, atravesando las fases de producción y destrucción liberal-competitivas, imperialista-clásicas y corporativas modernas, pasando por cientos de millones de víctimas humanas, ya el Moloch capitalista ... siguiendo sus inexorables leyes tendenciales económicas del desarrollo dialécticas sistémicas y estructurales... se ha globalizado completamente como depresión mundial. ¿Por qué ahora más que nunca es imprescindible la lucha de clases de los trabajadores? ¿Cuál es su quintaesencia filosófica socialista?

¿Dónde hay que empezar? ¿Dónde comienza la revolución cultural? ¿Qué es lo que podemos aprender del joven estudiante Marx al respecto?

Nos permitimos citar extensamente de un documento marxista, dedicado a los trabajadores del mundo, tan conocido como el famoso “Manifiesto del Partido Comunista” (1848). El joven Marx, que acaba de convertirse en un socialista científico en 1843, en su “Contribución a la crítica de la filosofía del derecho de Hegel, Introducción”, nos ha explicado los asuntos centrales de la educación proletaria. Este es uno de los escritos de Marx más citados, aunque también muchas veces citado fuera del contexto.

Junto con la “Undécima Tesis sobre Feuerbach” se trata de la praxis proletaria revolucionaria científica natural oscilante y la teoría emancipatoria filosófica social; en pocas palabras, el salto dialéctico del socialismo utópico al socialismo científico. Marx explicó la esencia revolucionaria de este escrito, el punto de partida revolucionario de todo cambio y crítica personal y social, como sigue:

“En Alemania la crítica de la religión se halla fundamentalmente terminada. Ahora bien, la crítica de la religión es el presupuesto de toda crítica.”
(http://criticacomunista.files.wordpress.com/2008/06/
introduccion-critica-a-la-filosofia-del-derecho2.doc)

El texto completo se refiere al problema de la obstrucción mental de la religión y la ideología que impiden la adquisición de una conciencia de clase proletaria. Desde este punto de vista, las siguientes famosas citas de Marx son relevantes para la lucha global de clases. En este espíritu, Marx explica los fundamentos de la comprensión del mundo desde sí mismo y no a través de la religión:

“El fundamento de la crítica irreligiosa es: el hombre hace la religión, la religión no hace al hombre. Y ciertamente la religión es conciencia de sí y de la propia dignidad, como las puede tener el hombre que todavía no se ha ganado a sí mismo o bien ya se ha vuelto a perder. Pero el hombre no es un ser abstracto, agazapado fuera del mundo. El hombre es su propio mundo, Estado, sociedad.”

Ahora se pueden entender como tales, las siguientes citas, no separadas de su crítica socialista. Aquí hay una cita completa que debe estudiarse y aplicarse en su contexto cultural educativo histórico:

“Cierto, el arma de la crítica no puede sustituir la crítica por las armas; la violencia material no puede ser derrocada sino con violencia material. Pero también la teoría se convierte en violencia material una vez que prende en las masas. La teoría es capaz de prender en las masas, en cuanto demuestra ad hominem, y demuestra ad hominem en cuanto se radicaliza. Ser radical es tomar la cosa de raíz. Y para el hombre la raíz es el hombre mismo.”...

Esto es el contexto real de esta famosa oración fluyente:
"... la teoría (no la ideología) se convierte en violencia (Gewalt) material una vez que prende en las masas. ..."

Sugerimos que nuestros camaradas bolivarianos estudien este documento marxista creativo, junto con las obras de Frantz Omar Fanon, Maurice Merleau-Ponty y Georges Sorel, con mucha atención, con el fin de aplicar científicamente nuestra Declaración de Cumaná a la realidad de América, y también para enriquecer nuestra actual “Misión Literatura”, para interpretar y cambiar el mundo en un lugar mejor para vivir, para miles de millones de seres y existencias humanas.

Por último, ¿cuál debería ser la tarea proletaria actual de la revolución mundial en Venezuela, América y otros lugares?

Según Marx es lo siguiente:

“Tras la superación del más allá de la verdad, la tarea de la historia es establecer la verdad del más acá. Es a una filosofía al servicio de la historia a quien corresponde en primera línea la tarea de desenmascarar la enajenación de sí mismo en sus formas profanas, después que ha sido desenmascarada la figura santificada de la enajenación del hombre por sí mismo. La crítica del cielo se transforma así en crítica de la tierra, la crítica de la religión en crítica del derecho, la crítica de la teología en crítica de la política.”