Franz J.T. Lee, marzo 2009



Actualmente ya 45% de la riqueza global está destruida
¿Será que la tercera guerra mundial económica ya ha comenzado hace mucho tiempo?



En el actual vorágine internacional de la descomposición del capitalismo, muchos de nosotros todavía no han captado la magnitud de esta guerra mundial económica; estamos todavía atrapados en los tentáculos ideológicos de la guerra fría, del rabioso anti-comunismo, anti-socialismo y anti-marxismo.

Muchos de nosotros todavía están escondiendo sus cabezas en la arena de los desiertos de Arizona y Nevada y no se percatan de lo que está sucediendo en el “Área 51”. Especialmente en América del Norte, con urgencia hay que cambiar radicalmente el estilo de vida, las creencias, la dolce vita, sobre todo la ignorancia acerca de la negación del capitalismo, es decir, del marxismo científico y filosófico. No se puede luchar contra un enemigo si no se sabe nada acerca de sus pensamientos, actos y escritos, y uno está condenado a perder la batalla; él y el Hermano Mayor, a través de la vigilancia, saben todo sobre ti, sobre los capitalistas y el capitalismo.

Tenemos que estudiar el marxismo por nosotros mismos, y sacar nuestras propias conclusiones.

En el Belfast Telegraph, Mark Steel nos informó que “Karl Marx tenía razón después de todo”, Marx está en boga. Últimamente la mayoría de los periódicos publicaron en su sección de economía artículos sobre el marxismo, “elogiando su análisis de auges y depresiones, y fue en la primera página de 'The Times'.”

Bueno, amigos, vayamos a lo largo de los tiempos.

Debemos preguntarnos, ¿qué dijo Marx sobre la voraz codicia de los banqueros capitalistas? ¿Es cierto lo que dijo, o preferimos la diplomacia ideológica moderna de los think tanks anti-marxistas?

¿Por qué las ventas de El Capital de Marx están en un máximo histórico? ¿Y nuestro conocimiento sobre el socialismo en una baja histórica?

¿Qué sabemos acerca de la ley tendencial de la expansión del capital, sobre la competencia, la concentración, la monopolización, sobre el valor de intercambio y la plusvalía, la caída de las tasas de ganancia, el desarrollo de la composición orgánica del capital, de la explosión geométrica de la pauperización global? En todo esto, Marx se graduó con honores y distinciones.

¿Por qué tenemos que saber todo esto? ... para saber de lo que realmente se trata el capitalismo y el socialismo, también por qué el capitalismo ha llegado a su final, la razón por la que se está desmoronando y para encontrar una solución para la supervivencia humana.

Todas las leyes tendenciales del capital son posibles ahora, son la sentencia mortal para el sistema mundial capitalista. Si realmente queremos saber algo de la esencia de esta guerra mundial económica, entonces mejor estudiemos la economía política marxista.

¿Marx dijo, que las depresiones económicas harían inevitable el desglose del capitalismo?

No, dijo que “el resultado no era inevitable en absoluto, sino dependía de que si los pobres les permitían a los ricos que esos los hagan pagar por ello.” (Telegraph)

En otras palabras, nos guste o no, el resultado de este colapso mundial del capital dependerá de las luchas de clase internacionales que se azotan ahora en todas partes, y si los trabajadores permitirían a los Estados capitalistas a utilizar su dinero de los impuestos, las pensiones, los fondos de desempleo y los seguros sociales, a seguir rescatando a los gángsteres, especuladores, banqueros y traficantes de guerra, y gastar millones en una miseria económica absoluta.

Lo que escribió hace unos días, prácticamente ya está empezando a suceder en los EE.UU. y Europa, en Dinamarca, Islandia, Lituania y Suecia, en Francia y Alemania; lentamente la situación amenaza con salir de las manos.
Véase: http://info.kopp/verlag.de

Dijimos:
“Delante de nuestros propios ojos, la economía capitalista mundial se está desmoronando, y con ello se está minando su propio sistema global de finanzas. Al mismo tiempo, la producción industrial y el comercio mundial están empezando a caer en ruinas, la pobreza masiva ataca a los EE.UU., las monedas del mundo podrían caer, el costo de vida podría subir a las nubes, la quiebra y la corrupción ya son moneda corriente, las olas de migraciones en busca de medios de supervivencia podrían tratar de llegar a los paraísos vacíos de América del Norte y Europa. ... La recesión mundial aún no ha llegado a su final, lo peor, lo que son las dimensiones políticas, militares y fascistas aún está por fabricarse. Ahora ya los economistas de la Deutsche Bank preven que la economía estadounidense seguirá cayéndose a una tasa anual del 10 por ciento. Al igual que en el pasado, en la década de los 60, esto generará disturbios, quemas, saqueos y malestar social en todas partes”.

Realmente, este modo de auto-destrucción, llamado capitalismo, en ‘tiempos de paz’, en los últimos meses, ha destruido valores equivalentes a decenas de billones de dólares, ... está devorándose a sí mismo, ... ahora ya a una gigantesca velocidad, a un valor tan inmenso, que es equivalente al producto bruto internacional de todo el planeta durante un año entero. Esta es una suma más que el valor total de destrucción de las dos últimas guerras mundiales ‘calientes’. Sólo imagínense lo que podría suceder, cuando esto realmente se pone “al rojo vivo”.

O, ¿acaso erramos en algo? ¿Será que la tercera guerra mundial económica ya ha comenzado hace mucho tiempo?

ACTUALMENTE YA 45% DE LA RIQUEZA GLOBAL ESTÁ DESTRUIDA.