Franz J.T. Lee, febrero 2009



La censura informativa internacional contra Venezuela
Chávez: La tercera fase de la Revolución Bolivariana será un enorme paso revolucionario hacia adelante



Lejos de dirigir nuestros buques de Estado hacia las tranquilas aguas de la paz mundial eterna, hacia los puertos del bache democrático de la libertad, igualdad y fraternidad, estamos viviendo y muriendo en una peligrosa época de múltiples contradicciones y conflictos mundiales, de recesión y depresión, de guerras locales e internacionales, de genocidio de sangre caliente y ecocidio de sangre fría, de alienación social y sadomasoquismo individual, de cyclophrenia personal (psicosis maníaco-depresiva) y esquizofrenia masiva, de carnicería humana (Candidatos de Manchuria) y escuadrones de la muerte paramilitares, de egoísmo liliputiense y megalomanía cíclope, de libertad de expresión, del pensamiento, de la prensa y del ‘dominio de espectro completo’, del control físico, mental y el más letal de todos: la Guerra de Ideas. Llamamos a este guerra mundial “la práctica e ideología versus la praxis y teoría”.

Este es el contexto histórico de la gigantesca victoria del pueblo venezolano, del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), liderado por el Presidente Chávez, del pasado domingo de elecciones, las cuales se realizaron en un referéndum de forma pacífica, transparente y paradigmática.

Por supuesto, si tratamos de emancipar la humanidad de tal Moloch capitalista, nos aíslan como terroristas, dictadores y tiranos ... esto es lo que está pasando con el Presidente Chávez de Venezuela. En la lucha contra esto, se demostrará la verdadera victoria del 15 de febrero de 2009 y de Venezuela.

En la noche, en su discurso a la nación, Chávez dejó claro a la multitud celebrando, que la tercera fase de la Revolución Bolivariana será un enorme paso revolucionario hacia adelante. En resumen, subrayó, como siempre, que con praxis incisiva y teoría decisiva, Venezuela debe tomar las armas en contra de “un mar de problemas”, en contra de un modo de producción capitalista, imperialista y corporativo, que destruye la vida, las ideas, el pensamiento, la teoría, la filosofía y la emancipación.

Con respecto a lo anterior, esta mañana mi amigo brasileño me informó lo siguiente:

“Estimado Dr. Franz Lee, traté de enviar su e-mail a algunos de mis amigos esta mañana, fue “bloqueado”.... este es el mensaje que vi en la pantalla de mi ordenador: “Este programa Não Pode ser fechado porque foi bloqueado pelo sistema”. “(Este programa no puede ser demostrado, es bloqueado por el sistema.)

Además explicó:
“El “sistema” censuró el correo electrónico que usted me había enviado el día de ayer, que contiene el artículo sobre las elecciones en Venezuela: “Ningún problema para el “Sí” de lograr una victoria contundente”, publicado en: http://www.vheadline.com/readnews.asp?id=77671”.

Bueno, a las agencias internacionales, ¿qué era lo que no les gustó de mis predicciones?

* Que traté de decir la verdad fluyente acerca de Chávez y de Venezuela.

* De hecho, y en contra de la propaganda de mentiras del tipo Goebbels, pronostiqué científicamente los resultados de la elección 24 horas antes de que se llevó a cabo:

“Juzgando por la avalancha roja de los posibles votantes por Chávez, por los más de dos millones de personas que llenaron las calles de Caracas el 12 de febrero, no debería ser un problema para el “Sí” de lograr una victoria contundente... No importa si el domingo gana el “Si” o el “No”, en cualquier caso, estaremos en el mismo problema... a menos que ganemos con un mínimo de un millón de votos por delante del “No”.”

Y, ¿cuáles fueron los resultados?

Tres horas y media después de que las urnas fueron cerradas, el CNE nos informó que, con 94,2% de votos contados, el electorado había votado con un 54,4% en favor del “Sí” y con un 45,6% por el “No”, así que se aprobó la enmienda constitucional.

Fueron precisamente los 10 puntos de diferencia, el “millón de votos”, que he mencionado un día antes, que obligó a la “oposición” de aceptar los resultados con mala gana.

Estamos entrando en la temporada de carnaval, de pan et circenses, de la Vía Crucis a Gólgota, en la actualidad, a Gaza. Nuestra verdadera victoria política se producirá cuando la alegría emocional ha disminuido, y la realidad global demostrará, que el único camino hacia la revolución mundial permanente es el socialismo científico, filosófico y sapiente, es decir, el marxismo viviente, que critica y que auto-crítica.