Franz J.T. Lee, abril de 2007



Hay que separar el grano socialista germinando de la paja capitalista reformista podrida
La Revolución Bolivariana está amenazada no sólo desde afuera sino más desde adentro



A estas alturas transhistóricas fluyentes, cuando nos encontramos en la sombra global más oscura de la muerte y en vísperas de un posible ataque nuclear a Irán por parte de una Norteamérica que se ha vuelto totalmente megalómana, ataque que probablemente se llevará a cabo ya el Viernes Santo o más tarde, resulta simplemente increíble ver, en que se ha convertido la especie humana, esta ‘flor más bella de la naturaleza’ que se auto denomina la ‘corona de la creación’. Hoy ya son miles de iraníes inocentes, sobre todo mujeres y niños, que son sentenciados a la muerte por causa de unas ganancias mil millonarias de petro-dólares estadounidenses, explotados por Bush y los conglomerados petroleros, llámense Exxon Mobil, Chevron, Texaco, Total entre otros. Dentro del complejo industrial militar todo el mundo se vuelve nervioso y algo de lo cual Michael Ruppert advirtió, ahora se convierte en una verdadera realidad fuerte y oscura: la espada de Damocles del peak oil (tope de producción de petróleo) gira sobre Washington D.C. y casi roza las cabezas de Bush, Rice y compañía. Regresan los viejos tiempos del arma burgués-democrática, la panacea del ‘reino del terror’: Robespierre y Danton le dan la bienvenida a la familia Bush y sus amigos bajo la guillotina de la justicia universal y la paz mundial.

Nunca antes las clases dominantes temblaron tanto como en este ominoso hic et nunc, nunca antes un ‘ganado’ desesperado percibió de manera tan tangible su inevitable carnicería por los millones, nunca antes la humanidad estaba tan cerca de un genocidio global, de una batalla global entre un dólar moribundo y un euro condenado, de una catástrofe militar de este tamaño.

Y aún, la arrogancia de la clase dominante corporativa, las mentiras obvias y abiertas, la inmoralidad bárbara y perversa, las masacres despiadadas, el terror desenfrenado y el merodeo horroroso, acompañados por una eterna sed sanguinaria de aquellos parásitos imperialistas y bastardos corporativos que caracterizan al actual globofascismo, todo esto hace sombra a lo que hicieron monstruos farisaicos del pasado como Draco, Nerón, Calígula, Hitler, Stalin, Franco, Verwoerd y Pinochet.

La perversión global está tomando dimensiones megalómanas, ocultando la bancarrota total, el carácter liliputiense, la naturaleza cíclope y el colapso total de milenios de una civilización occidental, griega, judía, cristiana, alienada y alienadora. Sí, al fin los amos lo lograron, se terminó el juego, ¡alea jacta est!

La sobre producción dio paso a la destrucción total de la naturaleza y la sociedad en el planeta Tierra. Por haber destruido la negación del capitalismo y por haberle negado un mínimo chance al socialismo y marxismo, durante más de dos siglos, el egoísmo y la avaricia capitalista e imperialista condenaron a todas las especies a una larga y sufrida agonía. Todo aquello que llegó a existir a causa de las bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki ahora merece perecer, incluyendo los amos billonarios más recientes de China, India, Rusia y Brasil.

La globalización siembra orgullosamente el viento y construye muros de penas, pero pronto recogerá su tempestad dialéctica. Los terroristas belicosos regresan del frente de batalla a casa y es para ellos que se construyeron las armas electromagnéticas y los campos de concentración fascistas alrededor del planeta.

El año 2007 es un año decisivo para la Revolución Bolivariana que apoyamos incondicionalmente: Nostradamus, Thomas Bearden y Michael Ruppert ya nos advirtieron hace décadas y siglos.

El hombre, el hombre dominante, sus computadoras en una partícula (quantum), sus colonias en la luna y en Marte, sus ondas escalares, sus ovejas y sus guerreros exterminadores clonados, su genoma, su sistema de posicionamiento global, sus scramjet y ‘platillos voladores’, propulsados con la tecnología de Nikolai Tesla, todo esto ya no lo puede salvar, y tampoco su madre de todas las bombas o sus armas de destrucción masiva.

Tío Sam, tu dólar ni siquiera vale el papel sobre el cual está impreso y alerta: también los ‘bonos’ de PDVSA que se basan en el dólar quedarán sin valor dentro de 10 años, sus dueños perderán miles de millones de bolívares.

Sí, tío Dagoberto, fallaste en contar más allá de uno, de un uni-verso, de la uni-versidad, nunca aprendiste ir más allá de ‘A’ en el abecedario de la vida galáctica esférica.

Amo billonario, la lógica formal, las "verdades absolutas", la ideología religiosa, tus creencias dogmáticas, al igual que el geocentrismo y tu egocentrismo son los que han causado tu caída inexorable, el inevitable fin de tu hegemonía e imperio global, tu éxodo histórico ha comenzado. Bombardear a Irán, Pakistán, Cuba, Venezuela o China no detendrá tu muerte.

Sí, metrópolis, gnothi seauton, ¡conócete a ti mismo!

Patria, hombre dios patriarcal, tus genios de la ilustración, Sócrates, Kant y Hegel te han enseñado la dialéctica. Junto a Marx explicaron lo que es una contradicción, una afirmación y una negación, lo que es tu relación amo-esclavo aquí en la Tierra. Tu talón de Aquiles no sólo es la verdad, también lo son tu propio esclavo, tu siervo y tus trabajadores. Tu otro yo es el trabajador, si lo matas, te matas a ti mismo. Y si él te mata, el resultado será el mismo. En "Los Condenados de la Tierra", Frantz Fanon nos explicó este catarsis emancipador: para aniquilar al colonizador hay que erradicar a los dos, el colonizador y el colonizado, al amo y a uno mismo, al esclavo.

Si los trabajadores del mundo destruyésen la división internacional del trabajo y el mercado mundial, entonces todos terminarían en el infierno viviente. Y si no lo hacen, entonces, como Marx advirtió, tú mismo terminarás junto a todos tus trabajadores en la barbarie infernal terrenal.

Esto es el trilemma actual del éxodo y de la emancipación. Dentro del actual universo laboral unilateral ya no existe liberación posible, tendremos que trascender, transmutar hacia una verdadera creatividad y creación.

Por esto la Revolución Bolivariana necesita urgentemente una nueva lógica, ciencia, filosofía y un nuevo conocimiento, una nueva moral, una nueva revolución cultural, un nuevo ser humano, una nueva existencia y trascendencia humana, una santísima trinidad humana emancipatoria con su propia práxis, teoría y excelencia.

Claro, esto no es sólo un asunto local, parroquial, nacional o continental, sino tiene que ver con la emancipación global y globalizada.

Se fueron los días del reformismo social democrático, de las alianzas entre capital y trabajo, de los sindicatos, los partidos políticos y movimientos guerrilleros; cualquier esfuerzo emancipatorio con un mínimo chance para su realización tiene que ser de carácter social, a nivel continental y global.

Por que la Revolución Bolivariana está amenazada desde adentro ya he explicado en mi mensaje del Año Nuevo 2007, en el artículo titulado "Nostradamus, Marx, Orwell, Huxley, Bearden y Ruppert: ¿2007, Apocalipsis ahora?"

"Generalmente, como pueblos oprimidos, si de repente se realizan todos nuestros sueños políticos dentro del capitalismo y de la democracia, entonces tenemos toda la razón del mundo para preocuparnos y para averiguar dónde las cosas andaban mal. En Venezuela, ganar 11 elecciones seguidas contra el neoliberalismo y el globofascismo es una advertencia para la Revolución Bolivariana y para nuestro venidero ‘partido unido socialista’. Si los soldados de las Naciones Unidas en Sudamérica, o sea de nuestros amigos chilenos, uruguayos, bolivianos y brasileños matan a mujeres y niños inocentes en Haití en nombre del tío Sam, entonces más vale que seleccionemos con más cuidado a nuestros camaradas o que les enseñemos el verdadero ‘socialismo cristiano’."
(Véase: http://www.aporrea.org/tiburon/a28914.html)

De todos modos,

"la crítica revolucionaria siempre es constructiva, porque protege y defiende los intereses de clase de los más pobres entre los pobres, de los haitianos, de los ‘parásitos’ y ‘recoge-latas’ de este mundo. Aquel que en el 2007 olvida los intereses humanos de los miles de millones de humanos pisoteados alrededor del globo no merece llamarse socialista, cristiano, demócrata, bolivariano o marxista."

Nos encontramos en el epicentro del caldero de la ‘guerra de ideas’, de los psy-ops, del control mental y del holocausto mental. Si por primera vez en nuestra vida el pensar, la teoría y la filosofía están más allá de nuestro alcance, son imposibles, bueno, entonces hemos perdido el tren transgaláctico a la libertad ya desde hace mucho tiempo, entonces estamos condenados al ‘llanto y rechinamiento de dientes’, al eterno infierno en este planeta tóxico, contaminado y dejado de la mano de dios, en el único infierno posible.

Porque ahora es el momento en que la Revolución Bolivariana tiene que revelar sus verdaderos colores, tiene que separar el grano socialista germinando de la paja capitalista reformista podrida, estamos experimentando un momento inmensamente crítico. La revolución se encuentra ante un cruce y tiene que elegir o la afirmación o la negación del sistema mundial: el camino hacia el capitalismo reformista y al infierno o la autopista al socialismo y la emancipación humana.

No tenemos alternativa, tenemos que actuar, pensar y superar de, por y para nosotros mismos, aquí, ahora y en todas partes, to más tarde, odo el tiempo.

De verdad, como nunca antes la Revolución Bolivariana se encuentra en inminente peligro, no sólo desde afuera, sino más desde su propio adentro y esto vale también para la Revolución Cubana. Tratamos de despertar todos los camaradas cuando faltan cinco para las doce, ¡el socialismo es ahora o nunca!


Original English version:
The Bolivarian Revolution is in great danger ... not externally ... but within!
http://web.onetel.com/%7Evheadline/00000657.htm