Franz J. T. Lee, octubre de 2006



Venezuela: ¿Dónde está la vanguardia revolucionaria socialista? Su sola ausencia pone la vida de Chávez en peligro



Generalmente, durante los meses previos a las elecciones de diciembre aquí, en Venezuela se hizo costumbre y casi una tradición que docenas de rumores sobre un posible golpe militar aumentaran vertiginosamente, y al mismo tiempo lluvias intensas e inundaciones  han estado aterrorizando a los millones de leales votantes.   Algunas de estas advertencias de Casandra fueron reales, algunas de ellas sólo fueron falsas.  En el pasado, el hecho que una amenaza seria ya predicha no se materialice tiene varias razones, por ejemplo, o bien fue descubierta a tiempo para ser neutralizada con éxito o los vándalos fueron obligados a alterar sus manuales, planes o tácticas de la CIA.  Una cosa es cierta, todos los días se acuñan recetas subversivas para tumbar al gobierno progresista, legítimo y democrático del Presidente de Venezuela Hugo Chávez Frías.

Muchas amenazas, guarimbas y planes vendrán dentro de los próximos meses, entre ellos está un posible y planificado golpe militar.  Como un magnicidio, estará dirigido a la cabeza de la Revolución Bolivariana, a su Talón de Aquiles. 

Sin embargo, en cuanto a lo mencionado arriba, un antiguo sabio, Heráclito, nos advirtió que "todo fluye".  Otro filósofo de la Ilustración, Kant, nos ha recordado que el tiempo y el espacio como nosotros lo percibimos no existe en la realidad objetiva, que sólo son fabricaciones del trabajo, de la mente humana y que las cosas no sólo fluyen, sino que también "se transforman gradualmente hasta ser reconocibles totalmente" por parte de una mente social y humana cuerda y sana.  Además, un maestro de la dialéctica, Hegel, nos ha enseñado que "lo que nace merece perecer en el olvido".

Con semejante precisión científica e incisión teórica tenemos que estudiar y seguir los actuales eventos políticos en Venezuela, en sus relaciones con otros procesos internacionales concomitantes, por ejemplo, dentro del contexto de la guerra en Iraq, con sus 655.000 víctimas inocentes, debido a razones petroleras y energéticas, masacrados sin piedad por parte del imperialismo fascista de los Estados Unidos.

Todas estas realidades transversales y procesos transhistóricos, especialmente sus peligros político-beligerantes son válidos para Bush y el fascismo global, pero también para las figuras económicas, políticas, sociales y militares en el escenario mundial actual de la Revolución Bolivariana.

Debemos hacer notar que las masas que irrumpieron en Miraflores y Fuerte Tiuna, poniendo sus vidas en juego, para salvar la revolución democrática hace casi media década hoy en día ya no son la misma realidad social.  Estas masas victoriosas han cambiado.  Ellas expresaron su soberanía democrática en una serie de elecciones.  Si sus esperanzas  y sueños diurnos humanos alguna vez son frustrados y si algunas vez son socialmente conscientes de semejante traición a su sacrificio humano, entonces la consecuencia revolucionaria sería más devastadora que cualquier invasión militar a Venezuela.

Confrontada por los millones de trabajadores venezolanos la "oposición", incluyendo a sus  amos norteños, se ha vuelto más megalomaníaca, racista, arrogante y desesperada; la "Gente del Petróleo" que fue sacada (aunque algunos han tenido éxito al regresar), subrepticiamente se han convertido en gerentes en las juntas directivas de la empresa telefónica y las eléctricas, desde donde preparan actualmente el próximo golpe militar.  Una nueva clase media política ha nacido, cuya base económica se ha ampliado, y que como los "chavistas sin Chávez" ya están influyendo en la integridad revolucionaria, neutralizando al poder ciudadano y defraudando la democracia participativa.

En general, reflejado por las estaciones de radio y TV de la "oposición", la discriminación social, el racismo se ha vuelto más abierto, la actual arena política es más virulenta.  Por ejemplo, en una entrevista de TV con los "gusanos" anti-Chávez en Miami, los peyorativamente llamados "recojelatas" de Venezuela y el Caribe por los
haut monde de antaño ahora son llamados "parásitos" del gobierno de Caracas por el actual candidato presidencial racista Manuel Rosales.  A este nivel pandémico de odio racial hacia los pobres por parte de "los pocos escogidos" se ha llegado en Venezuela. 

Aunque esta actitud racista hacia los pobres de Venezuela ya se ha registrado y se reproduce una y otra vez,  en el programa
La Hojilla del canal 8 de la TV estatal, el abiertamente mentiroso Manuel Rosales niega haber dicho algo semejante; por el contrario, él confirma que simplemente "ama" a los bolivarianos, que le gustaría un debate amistoso con el presidente Chávez y que aspira a ser el próximo presidente de la Gran Familia venezolana.

Sólo podemos sugerir que Rosales y su patrón urgentemente se inscriban para asistir a las clases de
Misión Robinson I, para que por lo menos se alfabeticen instrumentalmente en cuanto a la realidad moderna.  Definitivamente,  los golpistas y lacayos de Bush no conocen límites, ellos realmente creen que la vida política es un  juego de bingo, que el cielo es el límite para las mentiras y  la arrogancia.

Desde abril de 2002 mucho ha cambiado dentro del país, dentro de las masas, en Miraflores y las Fuerzas Armadas.  Ahora tenemos nuevos rifles rusos, pronto tendremos fábricas para producir armas modernas y sofisticadas.  Quién sabe, siguiendo los deseos de Bush y de Putin, pronto junto a Brasil tendremos nuestros reactores atómicos, produciendo electricidad pacífica.

¡Oh, sí!, tenemos un nuevo y magnífico tren lleno de felices trabajadores en Caracas y una "oposición" trastornada y verde de envidia,  soñando con hacer volar este gozo popular, esta victoria de la Revolución Bolivariana en la primera oportunidad.  Además, los negocios son los negocios, hemos firmado gordos contratos con gigantes petroleros corporativos ... que ya están saqueando el Medio Oriente, Europa Oriental y Asia, y cuyos accionistas y patrones hacen billones de dólares norteamericanos de lucrativas ganancias  a la semana ... para explotar y extraer petróleo y gas en el Delta del Orinoco.

En los últimos tres años el crecimiento económico subió el 12%, el más alto de América Latina, por encima del promedio global.  En muchos sectores, como resultado de la bonanza petrolera, de eficientes programas económicos del gobierno, en la construcción, en las altas finanzas y las plantas ensambladoras de costosos carros de lujo, la economía está floreciendo.  Largas colas en frente de las fábricas de carros esperan la oportunidad dorada de comprar el  modelo más nuevo.  En la turística Mérida, toda la infraestructura está colapsando bajo el peso de la avalancha de carros; nuevos complejos residenciales crecen en todas partes de la noche a la mañana, los embotellamientos de tráfico se extienden todo el día, manejar en Mérida se ha vuelto una pesadilla, el aire está contaminado, el ruido se ha vuelto insoportable.

Todos, excepto los taxistas y choferes de busetas, están esperando el lanzamiento del "Trolebús" en la ciudad de la "eterna primavera", pero probablemente sólo acelerará los verdaderos problemas en la "Ciudad de los Caballeros" de Mérida.

No sólo a escala mundial, también en Mérida y en Venezuela, muchas cosas se están escapando de las manos, estamos perdiendo las riendas de la conducta y el control revolucionario.

Lo que no hemos estudiado, lo que no le decimos a los trabajadores, es que sin excepción en todos los bancos, compañías, fábricas y negocios de Venezuela nuestros trabajadores están siendo explotados sin piedad por el propio capitalismo.  Si esto no es desarraigado, todo discurso en cuanto al socialismo se vuelve politiquería vacía.

El capitalismo, garantizado sagradamente en nuestra Constitución, como la propiedad privada de los medios de producción, que progresiva e inexorablemente está convirtiendo a millones de trabajadores venezolanos empleados y sub-empleados en herramientas baratas (y ya obsoletas globalmente), en fuerza laboral física e intelectual para el  mercado globalizado de intercambio desigual amo-esclavo ... es abundante en Venezuela, está floreciendo a pasos agigantados.

Quien piense que podemos resolver nuestros problemas fundamentales dentro del sistema capitalista, simplemente está soñando, está disfrutando macabras pesadillas.

Si no cambiamos urgentemente la actual situación, entonces pronto perderemos nuestra solidaridad internacional revolucionaria de clase trabajadora, peor aun, nuestra base de clase proletaria, trabajadora y campesina.  En otras palabras, si no somos cuidadosos, responsables y alertas, podemos perder la Revolución Bolivariana.

¿Cuál es nuestro "eslabón perdido", nuestro punto más débil?

En cuanto a la imagen política del presidente Chávez, que como fantasma recorre el globo, en Alemania Christoph Twickel acaba de publicar la primera biografía de Chávez en idioma alemán.  En instituciones paralelas, Chávez  está tratando de proteger urgentemente los intereses de clase de los pobres, promover una distribución justa del ingreso nacional para todas las clases sociales, de construir una variedad de socialismo cristiano e indígena del siglo XXI.  Precisamente esto está provocando las inmensas contradicciones de clase, la feroz lucha de clases en Venezuela, está creando la actual situación explosiva antes de las elecciones presidenciales del 3 de diciembre.  Como último análisis, a escala mundial, este dilema explica parcialmente por qué sólo contamos con la alternativa: Salvajismo Fascista o Socialismo Científico.

Como en el actual estancamiento en las Naciones Unidas en el fiasco electoral para encontrar un representante latinoamericano no permanente en el Consejo de Seguridad, en realidad la batalla está personificada por Chávez y Bush, por el socialismo contra el fascismo.  Con todas las críticas que podamos tener, con todos los errores que Chávez pueda cometer, hasta ahora, con todo el corazón pero de manera crítica, con toda nuestra fortaleza tenemos que defender la Revolución Bolivariana contra el Fascismo Mundial.

En todas partes la CIA, las fuerzas paramilitares, los saboteadores en la administración pública y los francotiradores enmascarados como buhoneros están infiltrando todas las esferas de la vida-  Están organizando campañas de desestabilización en todas partes, atacando las computadoras de la vanguardia revolucionaria con una galaxia de virus peligrosos, organizando apagones sistemáticos, interferencia en los servicios de Internet y las comunicaciones, asesinato de líderes campesinos, y lanzando proyectos magnicidas.  Por otro lado, tanto como sea posible, David ya está tomando el mínimo de precauciones necesarias para armar y defender la revolución democrática popular contra el arsenal de armas fascistas de destrucción masiva de Goliat.  Sólo podemos hacer esto dentro de los límites de nuestra realidad, más no podemos hacer, menos no deberíamos hacer.  Sin embargo, un hombre, una idea y un Dios no pueden hacer una revolución social, mucho menos una revolución mundial; la misma contra-revolución corporativa transnacional en América Latina prueba esta regla de oro.  Colocar todos nuestros huevos de oro en una canasta será fatal en la arremetida militar final de los Estados Unidos contra la democracia y la soberanía de Venezuela.

Ciertamente, los tiempos están cambiando, continental e internacionalmente han ocurrido muchas cosas en los últimos años que han cambiado fundamentalmente el alcance y las direcciones del panorama político de la Revolución Bolivariana.  Por un lado se ha radicalizado hacia el "socialismo", por el otro, los contra-revolucionarios se han infiltrado en puestos y posiciones estratégicas y están tratando de desviar la revolución hacia el reformismo imperialista.  Sin embargo, como excepción, hasta hoy todos los esfuerzos por formular una teoría revolucionaria basada en la práxis bolivariana todavía no ha reproducido los necesarios frutos científicos y filosóficos --todavía estamos luchando con las telarañas religiosas y las reliquias ideológicas del ayer feudal, burgués, democrático.

 En el exterior, ahora más que nunca, el diabólico hedor del azufre está asfixiando a las Naciones Unidas; la alianza reformista del trabajo y el capital en Brasil está neutralizando actualmente a Lula;Evo está saboreando el amargo tónico de las maniobras de desestabilización de la CIA estilo 11 de abril en Venezuela.  México se está despertando, dirigiendo fuertemente los huracanes revolucionarios hacia el venidero muro de lamentos del apartheid norteamericano.

Dentro de este crisol hirviente global y globalizado tenemos que ver los próximos eventos en Venezuela.  Los camaradas que ganaron las elecciones bolivarianas hace casi ocho años ya no son las mismas figuras de liderazgo.  Las masas que irrumpieron en Miraflores y Fuerte Tiuna para rescatar a su amado presidente han cambiado, ellas aun pelean por el presidente Chávez, pero no necesariamente por la Revolución Bolivariana, o por su continuación lógica si es que algo drástico le pasa a su comandante.  Para ser una revolución radical, popular, millones
en masse tienen que conocer la verdad, tienen que conocer lo que es el capitalismo, lo que es su opuesto, el socialismo, y cómo trascenderlos científica y filosóficamente.

Este todavía no es el tema principal en la Venezuela revolucionaria en este momento.  De hecho, en 1789 este fue el tema central a lo largo de Europa, y en las revoluciones de 1848 fue el tema Nº 1, como quedó expresado en el
Manifiesto Comunista de Marx y Engels.  Quien piense que este tema es obsoleto simplemente ha perdido el expreso transgaláctico emancipatorio.

Con el respeto debido a todos nuestros esfuerzos heroicos, esta
sine qua non revolucionaria, es decir, la construcción de un verdadero partido revolucionario de los trabajadores, que no esté concentrado en un solo hombre, una verdadera vanguardia colectiva, rotatoria, revolucionaria no ha podido y no se ha materializado todavía en los últimos ocho años.  Seguramente, la "oposición" no tiene a nadie que pueda encajar con la estatura revolucionaria y el carisma de Chávez.  Según Mario Silva García en "La Hojilla", su actual contendor Manuel Rosales cuenta con un miserable "twenty-two" (veintidós) por ciento, e incluso esta estimación inflada es muy inverosímil.

Sin embargo, del lado del gobierno revolucionario es peor.

¿Quién tendría alguna posibilidad de reemplazar al presidente y comandante Chávez y dirigir la Revolución Bolivariana en dimensiones continentales y globales si es que alguno de los diabólicos actos de magnicidio que están siendo planificados meticulosamente contra él por puro accidente tiene éxito?

La práxis bolivariana, hacer la revolución, y la teoría socialista, pensar nuestra emancipación, no puede llevarla a cabo Chávez solo.  Muy pocos de nosotros realmente estamos desarrollando científica y filosóficamente la lógica, el curso, el
quo vadis de nuestra revolución mundial.

Luego de ocho años de posibilidades, este es ahora el Talón de Aquiles de la Revolución Bolivariana.

Venezuela: ¿Dónde está la vanguardia revolucionaria socialista?

 
Su sola ausencia pone la vida de Chávez en peligro.

¿Dónde está el programa internacional de transición emancipatoria, de la "transvolución" y "exvolución" de la producción capitalista hacia la creación socialista?

Sabemos que un gran Dios, una gran idea, un gran hombre, todos por sí solos no hacen y no pueden hacer ninguna historia en absoluto, y definitivamente tampoco un "nuevo socialismo del siglo XXI". Este es un asunto social, la tarea de los trabajadores del mundo en su totalidad.

Sin embargo, el control mental ideológico y religioso ha internalizado tales falacias en millones; precisamente porque han sido mantenidos en el oscurantismo no-científico y religioso por generaciones, ellos todavía creen en supercherías mesiánicas y en los cuentos de hadas de la madrina "Fondo Monetario Internacional" y el padrino "Naciones Unidas".

En todas partes en los cientos de catedrales construidas por el colonialismo y el feudalismo a lo largo de América Latina ellos, las pobres criaturas suspirantes, los corazones de un mundo sin corazón (Marx) ... están prendiendo velas implorando la ayuda divina para preservar y salvaguardar las vidas de sus amados líderes terrenales.  Esta es su principal arma  de defensa masiva.  Esta es la victoria política transhistórica de la cristianización, de El Vaticano y de las otras instituciones terrenales divinas.  Hasta ahora estas creencias se volvieron contra nosotros al defender principalmente los intereses de la clase dominante, ellas nos han traído precisamente hasta donde estamos ahora, es decir, enfrentando la auto-destrucción imperialista corporativa de la especie humana.

En las últimas dos décadas ninguna religión, ninguna vela encendida, ninguna oración, ningún dios detuvo el genocidio de un
millón de árabes inocentes en Afganistán, Iraq, Palestina y el Líbano, ellas no salvarán a ningún venezolano o iraní si algún día el gobierno de Bush decide arrasar a Venezuela o Irán, convertirlas en Hiroshima y Nagasaki, en cenizas radioactivas.  La verdad es tan obvia, tan clara de ver, con nuestros ojos y mentes.

Seguramente, en el sentido filosófico de Ernst Bloch, honramos y respetamos a todos nuestros camaradas, todos nuestros ministros, todas las creencias religiosas, emociones y sentimientos verdaderos, que motivan los actos humanos reales y que forman la verdadera quintaesencia anti-capitalista de los sueños diurnos emancipatorios utópicos.

Sin embargo, las clases dominantes, especialmente la jerarquía de la iglesia y la oligarquía en su conjunto, abierta y encubiertamente, sin compasión alguna, y por medio de la confesión dictatorial y el exorcismo diabólico, han convertido nuestros valores humanísticos sagrados en un arma cultural y educacional para mantenernos acorralados, para destruir todas nuestras acciones revolucionarias, para arrancar de raíz cualquier esfuerzo de consciencia de clase, para reproducir relaciones autoritarias y totalitarias de amo-esclavo y para decapitar cualquier movimiento real y popular de la clase trabajadora, las luchas de clases, los partidos o liderazgos populares.

El advenimiento de una revolución cultural ya lo podemos ver en el programa de los miércoles por Radio Nacional de Vladimir Acosta.  En uno de sus programas él explicó la alienación y manipulación religiosa de la manera más revolucionaria, como parte intrínseca de una revolución cultural dentro de la Revolución Bolivariana.

Hace una semana
Prensa Latina publicó un alerta urgente que el presidente Hugo Chávez Frías hizo público en su campaña política presidencial en Valencia, estado Carabobo, acerca de avanzadas conspiraciones subversivas en territorio venezolano, acerca de planes definidos para asesinarlo.  Él declaró que le llegaron serias advertencias desde el exterior y el interior de Venezuela durante los últimos dos días acerca de "planes para eliminarlo físicamente".  (http://espanol.vheadline.com/readnews.asp?id=70504)

El gobierno de Bush, su CIA, fuerzas paramilitares, lacayos y francotiradores por siete años ya han tratado de tumbar al presidente Chávez, todo en vano.  Legal y democráticamente, debido a un inmenso apoyo de las masas ... más del 60% de los votantes venezolanos seguramente lo apoyará en las próximas elecciones del 3 de diciembre de 2006, de verdad, sin trucos fraudulentos, su más cercano contendor Manuel Rosales ni siquiera llegará al 20% ... no hay forma de deshacerse del "dictador" y "tirano" Chávez.  Muchas veces ya ha escapado a intentos de asesinato; hace pocas semanas en el estado Zulia algunas fuerzas paramilitares trataron de matarlo, fallaron y escaparon hacia Colombia.

Desesperadamente el gobierno de los Estados Unidos y la "oposición" externa e interna tienen que salir de Chávez, es un asunto de ahora o nunca.  Ya ni siquiera permiten la democracia simple y básica.  Las simples reformas ya son una amenaza al capitalismo mundial.

¿A qué le temen más en las metrópolis?  Chávez lo dijo en Valencia.

Él le pidió al pueblo de Venezuela a que resistiera al fascismo por los próximos cinco mil años, si es que el gobierno de Bush y sus lacayos en las próximas semanas tienen éxito en eliminarlo, pero por encima de todo, él les pidió que realizaran el socialismo a escala mundial.

El capitalismo necesita su negación (el trabajo) para explotar, pero también le teme a  su superación dialógica verdadera, es decir, a la emancipación, y por lo tanto, está tratando por todos los medios de detener la transición post-capitalista lógica hacia el socialismo y a la Emancipación Humana no-productiva, creativa.

Mientras tanto, cosas muy extrañas están ocurriendo en toda Venezuela.  Se cocinan rumores en todas partes.

De manera ferviente, en algunos estados los pobres ya están comprando velas, fósforos, pilas y sardinas enlatadas.  En la noche, como parpadeantes luces de Navidad, las luz eléctrica en Mérida viene y se va, la línea telefónica se vuelve como espagueti, y las conexiones de Internet juegan al escondite.  Fuertes lluvias torrenciales visitan al país; como en los días de anteriores elecciones decembrinas, todo esto nos recuerda las mortales inundaciones de Vargas
(Diciembre 1999).

¿HAARP está trabajando de nuevo?

Extrañas movilizaciones, cateos en alcabalas, asesinatos de líderes campesinos bolivarianos en Zulia, terremotos cerca de Trinidad, artefactos explosivos cerca de la embajada norteamericana acompañados de amenazas árabes falsas ... demasiadas coincidencias, demasiadas maniobras, ¿quién está haciendo su tarea de la CIA, sus ejercicios golpistas?

¿Nos estamos aproximando al próximo fiasco de "abril de 2002"?

En Venezuela los domingos a medianoche parecen ser los momentos favoritos para intentar golpes militares, por lo tanto, camaradas, cuidado con el 29 de octubre (¿un ominoso regalo de cumpleaños para mí?), el 13 de noviembre, etc.

En todo caso, como ya lo hemos indicado tantas veces, vivimos tiempos peligrosos, en la época del fascismo mundial.  Aquí, en Caracas, en la punta del iceberg emancipatorio, estamos en peligro inmediato, por lo tanto, amigos y camaradas, tengan mucho cuidado en las próximas semanas, Chavéz y la humanidad nos necesitan.