Franz J. T. Lee, agosto de 2006



Sólo la Revolución Bolivariana puede salvar a VHeadline.com




¡Oh! ¡El  más noble regalo de la naturaleza -- mi pluma de ganso gris!
Esclava de mis pensamientos, obediente a mi voluntad,
arrancada de mi hermana-ave para escribir,
¡Ese poderoso instrumento de los pequeños hombres!
Lord Byron (George Gordon Noel Byron),
English Bards and Scotch Reviewers (I.7)


Si no inventamos algo urgentemente, el 31 de agosto de 2006, en dos días, VHeadline.com definitivamente dejará de existir (¡después de 10 años!). como una de las portavoces más importantes de la Revolución Bolivariana (en Inglés y Castellano) contra la guerra de desinformación fascista global.

En la era del fascismo global sólo la revolución mundial todavía puede salvar a la humanidad de los colmillos y las heridas del imperialismo corporativo destructivo y su arsenal de armas de destrucción masiva letales, mortales y fatales, almacenadas todas en las metrópolis y sus satélites más notorios.  El arma capitalista más formidable localizada actualmente en el epicentro de las furiosas guerras de información, de las salvajes campañas de desinformación y difamación de los inmensos medios internacionales de comunicación masiva es el orwelliano control mental y del pensamiento, la diseminación de engaños y mentiras acerca de cualquier esfuerzo emancipatorio real y verdadero.

Platón ya lo dijo en "La Repúlbica", y en su "Mein Kampf" Hitler nos recordó que para controlar a un pueblo uno sólo necesita controlar su educación, sus mentes y sus pensamientos... Bolívar mismo nos advirtió que "por la ignorancia nos han dominado más que por la fuerza".

Carlos Marx confirmó que en cada época las ideas dominantes son las ideas de las clases dominantes.  En Europa, desde el feudalismo se sabía que "la pluma es más poderosa que la espada"; hace mucho fue la "pluma"  (Edward Bulwer-Lytton), sin embargo, hoy en día son las noticias electrónicas, es una página web independiente y democrática como VHeadline.com.

Un medio para difundir noticias es un producto de la realidad social, no cae como maná del cielo sino que defiende intereses de clase.  VHeadline.com nació como el resultado de la desintegración política del puntofijismo reaccionario en Venezuela, que mostró su verdadera mueca fascista en el "Caracazo" de 1989 y mostró su negación popular en el surgimiento de la Revolución Bolivariana liderizada por el Presidente Hugo Chávez Frías, que llenó el vacío político dejado por los vampiros oligarcas de Venezuela.

Una revolución dentro de los límites de un orden mundial capitalista es contradictorio, dialéctico.  Esto quiere decir que contiene su propia negación dentro de sí misma, su contra-revolución, su "chavismo sin Chávez", sus Miquelena y Alfredo Peña, incluyendo a aquellos que están tomando whisky importado para brindar por la "desaparición" del Fénix VHeadline.com.

En cuanto a lo arriba expuesto, en los últimos dos años, en cientos de comentarios en inglés y en español publicados en VHeadline.com y reimpresos en el libro "Venezuela: de la Revolución Bolivariana a la Emancipación Humana" (IMMECA, Mérida, diciembre de 2005, 400 páginas), una obra dedicada al Presidente Chávez, hemos defendido la Revolución Bolivariana con  hechos y palabras.  Por supuesto, en nombre de la verdad emancipatoria, del conocimiento científico, contra la corrupción y la impunidad, criticamos y auto-criticamos cualquier cosa y a cualquier persona que estuviera perjudicando los intereses de las clases populares, del soberano, del poder ciudadano, los oprimidos de Venezuela, y aun así a muchos "revolucionarios" que combaten el socialismo, el marxismo y el radicalismo no les gustó nuestra crítica constructiva.

En IMMECA, en octubre del 2006, listos para la campaña presidencial en el estado Mérida, donde trabajamos para obtener 300.000 votos para Chávez, estaremos publicando el próximo libro de los comentaristas de VHeadline.com: Franz J.T. Lee y Jutta Schmitt, "La Revolución Bolivariana: Cruzando el Rubicón".  Esta es otra obra invaluable para la "Misión Conciencia", para desarrollar una práxis científica y una teoría filosófica para la Revolución Bolivariana.

En la última década nuestros escritores tuvieron que aguantar cientos de insultos malignos y amenazas, verificando con todo eso que estuvimos batallando en la espinosa y serpentina senda de la verdadera revolución social de Venezuela.

Cuando repentinamente en ciertos sectores dominantes la vida se vuelve fácil y cómoda, cuando los dólares norteamericanos y los petrodólares fluyen a ritmo constante en nuestras arcas, cuando en nuestras prisiones militares de alta seguridad los archi-traidores entran y salen cuando les place, cuando todo el país, incluyendo a Miraflores, está siendo infiltrado por paramilitares, agentes de la CIA y cienciólogos, cuando en nuestro lecho de rosas devoramos con felicidad galones de whisky importado, cuando adquirimos una mentalidad de clase media alta, entonces definitivamente hay que decir que algo salió mal en algún momento con la Revolución Bolivariana.

En momentos semejantes, como lo dijo Kant, las cosas se hacen totalmente reconocibles, pierden sus máscaras y boinas rojas, la retórica revolucionaria desaparece en el pesado aire de los grandes negocios, en la firma de inmensos contratos, en la defensa de la propiedad privada de los medios de producción y los medios de comunicación.  En semejante situación la revolución se vuelve dócil y mansa, es decir, se reduce a su esencia burguesa capitalista.

Los verdaderos revolucionarios no brotan como hongos de la noche a la mañana, son muy poco comunes.  La gran Revolución Francesa no contó con miles de verdaderos revolucionarios, la Revolución de Octubre fue realizada con 1.000 bolcheviques,  la Revolución Cubana contó con una pequeña vanguardia en la Sierra Maestra.  La Revolución Bolivariana todavía está gateando, en este momento está dando a luz a los verdaderos revolucionarios socialistas y a los emancipadores globales.

Dentro de este contexto debemos saludar a VHeadline.com, a sus editores, escritores y lectores.

Nos desempeñamos a lo largo de una década de excelente arduo trabajo revolucionario y no necesitamos catacumbas para refugiarnos del espectro fascista norteamericano de la contra-revolución.  En el país de la democracia participativa popular, en donde el soberano, el poder ciudadano, ha salvado a su presidente y al corazón de su economía, la industria petrolera (PDVSA), ahora dignamente hacemos un llamado para que nos permitan continuar con nuestra urgente labor revolucionaria por Venezuela.

Defendemos libre e independientemente a la Revolución Bolivariana, sin ataduras, y de tal manera continuaremos en el futuro cercano.

En un país que nada en petróleo, gas, dólares y euros, que experimenta la Revolución Bolivariana, que está construyendo un nuevo socialismo del siglo XXI, amenazado por invasiones militares yanquis, lógicamente debe apoyar todos los esfuerzos que difundan su verdad por todo el globo.

Por lo tanto, en su propio interés, sólo la verdadera Revolución Bolivariana de Venezuela todavía puede salvar a VHeadline.com, una de sus principales voces en inglés y en español a escala global.