Franz J. T. Lee, agosto de 2006



Bush, Rice y Rumsfeld practican: cómo salir de tus deudas, matando simplemente a tus acreedores




Hace algunos días atrás, nos informaron que “En la hora cero Bush ahogándose queriendo un negocio de 4.5 billones de dólares para mejorar la economía estadounidense”, y que mil millones de dinero repatriado deberían urgentemente regresar a su país (http://www.arcticbeacon.com/1-Aug-2006.html).

Al mismo tiempo aprendíamos que en los EE.UU. no queda “ni un sólo equipo de combate del ejército para desplegarse” y que “más que dos tercios de las 34 brigadas de la Guardia Nacional no están listos para el combate, principalmente a causa de escasez de materiales, cuya rectificación costará hasta 21 mil millones de dólares... “ (http://www.rawstory.com/news/2006/Experts_Not_single_
Army_Combat_team_0801.html).


Ahora, aquí en Venezuela ¿hasta dónde nos interesan informaciones como ésta? ¿Será que apunta hacia el ‘eje del mal’, del cual forman parte Irán, Siria y Venezuela? ¿Será que tienen que ver con la actual guerra sangrienta en el Medio Oriente y las amenazas a Irán por parte de las Naciones Unidas (de facto EE.UU.)?

¿Hasta qué punto estas informaciones afectan a nuestra Misión Conciencia?

Aquí en Venezuela existen muchas discusiones sobre cómo desarrollar urgentemente nuestra propia ideología revolucionaria, sobre cómo cultivar una conciencia. Pero ¿qué es conciencia y de qué se trata el conocimiento? ¿Tienen que ver con la acumulación ad hoc de montones de datos o será que uno mismo se convierte en un Larousse caminante? ¿Tienen que ver con la fundación de una galaxia de misiones educativas?

La respuesta es: ciertamente no.

Explicábamos en otros comentarios, cómo a través de los milenios las diferentes clases dominantes, a través de las creencias, la religión, la ideología, las mentiras, los engaños, la mal-educación, los medios masivos y los procesos de de-socialización, en otras palabras, a través de un holocausto mental universal perfecto, habían destruido (y hoy más que nunca siguen destruyendo progresivamente, a través del control mental y los mecanismos tecnológicos) el potencial intelectual de miles de millones de seres humanos en el planeta Tierra, hecho que denominamos el crimen histórico fascista orweliano más abominable de la Vía Galáctica.


Hablando de conciencia, sólo se puede tratar de la conciencia social dentro de una sociedad de clases sociales, sólo puede ser conciencia de clase.

Lo social tiene que ver con las relaciones y las contradicciones entre el mundo interno y externo, y dentro del mundo interno y externo mismo. Es simplemente la reflexión científica, el pensar racional, la teoría y la filosofía. En esencia emancipatoria, la conciencia social es la investigación y el análisis de la lucha de clases moderna a nivel global. Sólo podemos pensar en relación, en contradicción, es decir, dialécticamente. Sólo podemos relacionar dos cosas diferentes; no existe relación alguna en la identidad, o sea, en “A es igual a A”. Pensando de, por y para nosotros mismos, estamos creando y entendiendo contradicciones. Llegamos a ser conscientes de nosotros mismos, de la naturaleza, de la sociedad y de la historia. Cultivamos una memoria, una conciencia humana, social y histórica.

A lo largo de los últimos milenios, esta habilidad mental creativa fue dañada seriamente, especialmente a través de la Lógica Formal, la religión y la ideología, pero también por el trabajo, el proceso de producción y por la alienación capitalista e imperialista.

Cuando en Venezuela hablamos de la ‘Misión Conciencia’, es esto lo que nos debe interesar; cualquier otra cosa, que carece de una conciencia de clase y una conciencia histórica, es simplemente la vieja y obsoleta basura reformista y capitalista de la clase dominante.

En seguida veremos, cómo debemos aplicar la conciencia histórica, las relaciones sociales, las contradicciones humanas y la memoria emancipatoria, para entender intelectualmente la actual situación global, nuestro futuro inmediato y oscuro.

Hace un año y medio atrás, según un artículo de la Associated Press del 26 de enero de 2005, sobre el Foro Mundial de la Economía en Suiza, el economista chino Fan Gang ya había afirmado categóricamente que “China perdió la fe en la estabilidad del dólar estadounidense y su prioridad es ahora extender la tasa de cambio para su moneda, del dólar a una cesta de monedas más flexible”.

Colocando otro clavo económico más en el ataúd de Bush, Fan Gang, que es el director del Instituto Nacional para la Investigación Económica en la Fundación para la Reforma China, explicó que “el asunto para China no es, si debe o no devaluar el yuan, sino ‘limitarlo del dólar estadounidense’... . ‘En nuestra opinión, el dólar estadounidense ya no presenta una moneda estable, se devalúa todo el tiempo y esto significa problemas todo el tiempo’” (http://www.fromthewilderness.com/free/ww3/012805_chinese_
out.shtml).


Aquí nos damos cuenta del contexto transhistórico de los dos informes al comienzo de este nuestro comentario.

Al final del año 2005, en mi artículo Casandra advierte: Venezuela, ¡Cuidado con los Idos de Marzo!, di más información sobre el asunto de los EE.UU. y de la economía mundial en general. Expliqué que:

los EE.UU. necesitan urgentemente un ingreso permanente de dólares proveniente del petróleo (petrodólares) nada menos que 4 mil millones diario para de algún modo poder manejar su presupuesto, sus deudas y sus gastos militares (http://www.vheadline.com/readnews.asp?id=47503).

Al mismo tiempo advertíamos a nuestros lectores sobre la extraña coincidencia que apareció en el horizonte estadounidense e israelí en cuanto a sus políticas globales sanguinarias de ‘chocar e intimidar’: mientras Irán tenía planeado el comienzo de su propia bolsa petrolera, comerciando su petróleo en petro-euro, la Reserva Federal estadounidense estaba descontinuando su informe de M3 y ya no publica más información alguna sobre sus cuentas corrientes y de ahorro, especialmente no sobre sus depósitos de petro-dólares y acuerdos de recompra (http://www.federalreserve.gov/releases/h6/discm3.htm).

Mientras tanto, a diario y a través del globo entero, los bancos centrales depositan grandes montos de dinero en euro, por otro lado, el dólar se devalúa permanentemente, perdiendo su base petrolera en progresión geométrica.

Además de esto, se incrementa la deuda interna y externa estadounidense, alcanzando ya los 8 billones de dólares, al igual que el déficit fiscal de 8 billones.

En otras palabras, los EE.UU. ya no nos informan sobre su bancarrota económica total, y con ella sobre el futuro incierto de su complejo industrial y militar corporativo, del mercado mundial mismo.

De hecho, los tratados conflictivos desesperados, que firman los EE.UU., Europa, Rusia, India, Japón y China entre ellos, demuestran la situación extremadamente caótica y el miedo entre los poderes globales mismos.

¡Todos saben, que la suerte está echada para el capitalismo y el imperialismo, para la humanidad misma!

Lo que Bush, Rice y Rumsfeld practican a escala mundial es un viejo truco: ¡para salir de tus deudas, simplemente mata a tus acreedores!

Así el capitalismo global ha estado superando sus peores crisis hasta ahora, llevó a cabo guerras mundiales intra-imperialistas, destruyendo infraestructuras y centenares de millones de fuerzas de trabajo físico obsoletas.

Además, para entender el actual crisol en el Medio Oriente, hay que tomar muy en serio las advertencias de Thomas Bearden y Michael Ruppert (Peak Oil) para los años 2006 y 2007. Mientras tanto Michael Ruppert mismo ha cruzado el Rubicón estadounidense, sus oficinas fueron saqueadas y sus computadoras destruidas, se desconoce su paradero actual. Una vez pasó, que en Europa muchos izquierdistas críticos e intelectuales marxistas tuvieron que huir del Nazismo a los EE.UU. Ahora, muchos pensadores independientes y científicos tienen que huir de los EE.UU. a Europa y otras partes. En los EE.UU. los pollitos terroristas nazi regresan a su vaterland a dormir. En el Medio Oriente, el ‘Pueblo Escogido’ planea un nuevo holocausto. ¿Las víctimas, los ‘árabes’ jamás recibirán reparaciones?

Sin embargo, mientras tanto el Hermano Mayor es omnipresente, omnipotente, ha construido un orden mundial totalitario y autoritario, y quedan muy pocos asilos para los desterrados y ‘terroristas’ de este mundo.

Si leyéramos otra vez en detalle el ‘Proyecto para un Nuevo Siglo Americano’ u otros documentos similares, entonces definitivamente podríamos descubrir ahora el ‘vandalismo imperialista en el cielo’ sobre Palestina y Líbano, y pronto sobre Siria e Irán. Si estudiáramos conscientemente El Capital de Marx y las teorías marxistas del imperialismo, especialmente lo que concierne la competencia, la eliminación de competidores a escala global, la concentración y la monopolización del capital, la progresión geométrica de la pauperización a escala mundial, la militarización y las guerras mundiales, la depresión y la recesión, si recordaríamos las bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki, la masacre de 1 millón de ‘comunistas’ en 1955 en Indonesia, entonces podríamos obtener una idea macabra de lo que les espera a los pisoteados y desterrados del mundo dentro de los próximos años.

El 19 de febrero de 2006, comentábamos que aquí en Venezuela y en Cuba, entre otros posibles actos de práxis y auto-defensa revolucionaria, en cualquier momento hay que estar preparado para cualquier guerra terrorista, fascista e intervencionista:

Si no sabemos cómo defendernos, entonces tenemos que tomar urgentemente algunas clases históricas con Trotsky, Tito, Mao, Ho Chi Minh, Vo Nguyen Giap, Fidel y Ché. Todos ellos nos mostraron, en guerras populares, cómo salir militarmente victorioso contra grandes poderes fascistas armados hasta los dientes.

Tenemos que destruir el mercado mundial capitalista, imperialista y corporativo, del cual los EE.UU. sólo son una parte, antes de que éste destruya la humanidad en su totalidad. Arbustos ardientes (Bush), botellas de ron vacías (Rumsfeld), cultivos de arroz quemados (Rice) y damas de hierro van y vienen, lo que queda es un orden mundial que nos explota, nos domina, nos discrimina, nos asesina y nos aliena” (http://www.vheadline.com/readnews.asp?id=49465).

En Venezuela y en otras partes, tenemos que destruir la matriz de la miseria global, de la explotación, la dominación, la discriminación, la militarización y la alienación, es decir, el actual proceso del trabajo, el capitalismo y el imperialismo.

Tenemos que reemplazarlos con relaciones humanas sanas, saludables y creativas, con socialismo científico y filosófico, que sólo puede triunfar a escala global. Si no hacemos esto, todos nuestros esfuerzos emancipatorios serán en vano, en este planeta condenado olvidado por Dios.