Franz J. T. Lee, abril de 2006



El mensaje subliminal de la CIA es: "¡Saquen a Chávez!"  Pronto será: "¡Maten a Chávez!"



El Profesor de la Universidad de Los Andes (ULA) Franz J.T. Lee escribe:  Hace algunos días, Madson Blog nos informó que "fuerzas especiales de los E.E.U.U. entrenan a rebeldes en Guyana para incursiones en Venezuela desde el este". El editorial concluyó: "los secesionistas del estado Zulia son actores clave en el 'frente occidental.'"

Ayer 16 de abril, VHeadline nos sorprendió otra vez con la siguiente noticia de última hora: "Agencias de inteligencia: Altos Ejecutivos cooperan con separatistas del Zulia en planes para una invasión conducida por los EE.UU. al territorio soberano de Venezuela ".

¿Ahora, qué está pasando realmente?

¿Cuál es la explicación científica de la diferencia entre la ficción de los hechos informativos y la desinformación de la CIA?  ¿Es realmente cierto que la desinformación es sólo una invención de los medios de comunicación contemporáneos?


Sin embargo, si no prestamos atención a las advertencias, puede  ser entonces demasiado tarde.

Para empezar miremos el trasfondo histórico, al largo alcance de la guerra psicológica, de los engaños políticos y de la ideología militar del "chivo expiatorio". Luego, comentaremos respecto al caso de Guyana. Referente al Zulia, nuestro Redactor en español, Jesús Nery Barrios ha explicado ya la esencia de las maniobras secesionistas de la CIA que se llevan a cabo allí.


Desde la génesis de la acumulación del capital hace milenios, la formación de su proceso explotador de producción, de relaciones sociales amo-esclavo... de su evolución científica y filosófica en el siglo XVIII, de su triunfo político-económico en el siglo XIX, de su militarización mortal en el siglo XX, y finalmente, de su auto-realización, globalización e involución al principio del siglo XXI... este enorme proceso histórico ha utilizado muy repetidamente los mismos mecanismos sociales para sobrevivir, perpetuarse: divíde y gobierna, la balcanizacióon del "enemigo", el control de la mente y del pensamiento, la ideología, la religión, los engaños, las mentiras, el robo, la conquista, las guerras, la violencia, la tortura, el terrorismo, el fascismo y el genocidio.

En una palabra, podríamos decir con seguridad, en este mundo capitalista, para realmente ser un político excelente, un burgués democrático, reformista, es decir, sobrevivir dentro de la realpolitik global, usted tiene que ser un experto mentiroso, ladrón perenne y un asesino total por excelencia. Hoy es muy fácil verificar esto científicamente a través del globo, para identificar quién es realmente un tirano, un dictador.


Capturando las mentes de los esclavos, siervos, campesinos, trabajadores informales y esclavos industriales asalariados, presionándolos y comprimiéndolos en estereotipos lógico-formales, en receptáculos de las ideas de la clase dominante... en los dogmas, la ortodoxia, el fundamentalismo, la cultura, las tradiciones, la moral y las creencias... los patrones terrenales inventaron lo que se conoce como educación o socialización de las masas.

En realidad la mayoría de estos valores sociales explotadores, dominantes y discriminativos implantados son mecanismos superstructurales para cultivar y para consolidar los complejos de inferioridad de una mentalidad esclava y para producir millones de abejas trabajadoras dóciles, religiosas, zombizadas, cuyos cerebros y columnas vertebrales fueron sistemáticamente eliminados, para producir mano de obra física perfecta, que son explotadas a capricho por sus jefes en libertad, igualdad y fraternidad democráticas.

Todo esto tiene objetivos militares, coloniales e imperialistas, como por ejemplo defender actualmente el sistema que está en crisis. La opinión pública, el sentido común, tuvieron que ser dirigidos hacia los intereses de la clase  dominante, del imperialismo y del corporativismo. Pertinente es que las masas deban convertirse en "adictas a la información", y como los perros de Pavlov o los "candidatos Manchurianos" reaccionar de cierta manera confiable al estilo Orwelliano, es decir, en la dirección que sus "cerebros" fueron programados o dirigidos por HAARP o los experimentos Mkultra.

En el caso venezolano el mensaje subliminal (subconsciente) es: ¡Que se vaya Chávez! Pronto será: "¡Maten a Chavez!"

Así es como nos alcanzan las noticias, esta es la función de las noticias.

El capitalismo mundial no tiene ningún interés de clase en informar a los esclavos asalariados sobre su explotación colonial, dominación imperialista y discriminación corporativa a escala global. Las noticias fueron inventadas para servir al capitalismo, las ganancias y los intereses de las potencias. Las gigantes agencias de noticias internacionales  no están interesadas en decir la verdad sobre Chávez y Venezuela. Tienen que satisfacer a sus amos, ellas defienden los intereses de la clase dominante.

Que hay mucho que criticar, que muchas cosas van mal en Venezuela, eso es verdad. Ningun ángel vive en Suramérica. Incluso el mismo Chávez ataca permanentemente las mentiras, la burocracia y la corrupción en sus propio liderazgo y filas bolivarianas. Los medios de comunicación locales nacionales tienen libertad para divulgar estos vicios capitalistas.

Dentro de este holocausto mental de destrucción de la voluntad, la mente, el deseo y la conciencia de los miles de millones de masas trabajadoras, la socialización para el salvajismo y la educación para la barbarie desempeñan un papel central.


Sus principios dominantes están siendo desatados a través del globo entero por todos los medios de comunicación internacionales, poseídos y controlados privadamente por las diversas clases dominantes globales. Pero ésto no es nada nuevo o especial, no es un fenómeno moderno. Todo esto ha sucedido hace ya largo tiempo como puede ser atestiguado por las actuales revelaciones científicas en el National Geographic Channel sobre la "Biblia Secreta", la censura de "escrituras sagradas", la participación de Papas en fraudes religiosos, sobre los Evangelios de María Magdalena o Judas Iscariote, sobre los crímenes de la Inquisición, de la Iglesia del Imperio Romano, del catolicismo romano en las edades oscuras.

En la biblioteca del Vaticano podríamos encontrar la verdad, por ejemplo, si Jesús vivió alguna vez, asimismo si Cristobal Colón "alguna vez descubrió" América. Sin embargo, la verdad completa desvanecería al mismo Vaticano en el olvido, y sacudiría el globo entero; la verdad puede despertar a miles de millones, por medio de un enorme terremoto de consciecia de clase de 666 en la escala de Richter.

Todo lo que fue sagrado en la civilización cristiana occidental se convertiría en su opuesto, y ambos serían volados en pedazos, haciendo totalmente necesarias una nuevas lógica, ciencia y filosofía. Lo que Christopher Caudwell nos ha advertido cerca de 1949, en su obra clásica, "Ilusión y realidad: El estudio de una cultura moribunda" ahora es la realidad fascista mundial.


Desesperadamente una avalancha de noticias, una "guerra de ideas", huracanes de desinformación en masa están inundando los cerebros puestos en peligro de miles de millones. Por supuesto, el "principal chivo expiatorio" del fascismo global es actualmente Chávez, es la Revolución Bolivariana.

Especialmente en el caso de Venezuela podemos notar que los métodos de control mental y del pensamiento han llegado a ser muy sofisticados; los ataques constantes y sin piedad son muy científicos y tecnológicos. Cualquier turista norteamericano y europeo debe temblar en sus zapatos cuando aterrizan en Caracas, en el mundo de la tiranía y de la dictadura terrorista.


Sin embargo, la razón por la que publicamos este artículo es hacer saber a nuestros camaradas del peligro de participar inconscientemente en las campañas diabólicas de guerra psicológica de la CIA al diseminar de manera inocente "información" que en realidad viene de las mismas fábricas globales de desinformación de esa agencia.

No hace mucho leímos una serie de informes, particularmente sobre cómo la CIA y el Pentágono esparcen y alimentan deliberadamente "rumores falsos" mediante varios medios de comunicación para crear miedo y temores internamente en países como Irán, Iraq, Siria, Líbano, Corea del Norte, Cuba y Venezuela. Esto se conoce hoy en día como "guerra de información" y el propósito principal es sacar a los "terroristas" y a sus partidarios fuera del camino y preguntándose qué sucederá después.


Según lo confirma su propio presupuesto el Pentágono gasta más de $100M en lo que llama "operaciones psicológicas" alimentando noticias falsas para crear divisiones entre varios grupos étnicos y países vecinos de Iraq, Irán, Líbano y Venezuela. Esto también se hace para resucitar viejos conflictos coloniales fronterizos, por ejemplo, entre Venezuela y Guyana, o entre Colombia y Venezuela, y asimismo para ayudar a los traidores secesionistas como ahora en el Zulia.

¿Qué interés podrían tener "las fuentes de inteligencia de E.E.U.U."  en informar al mundo "que fuerzas especiales de los E.E.U.U. entrenan a rebeldes Guyaneses en Guyana para incursiones fronterizas desde el este de Venezuela"?

Conozco mucho la historia y la situación actual de Guyana, enseñé en la Universidad de Guyana antes de venir a Venezuela. De hecho, en los años 80, ayudé al Director de Relaciones Exteriores de entonces, Roy Chaderton Matos y al embajador venezolano en Guyana de entonces, Sadio Garavini, en sus esfuerzos por solucionar el conflicto fronterizo, referente al Esequibo.

(véase: Franz J. T. Lee, "La Evolución-Involución del Socialismo Cooperativista en Guyana, 1930-1984.")


Lo que me sorprendió es lo siguiente: el entrenamiento de "rebeldes guyaneses en Guyana para incursiones fronterizas en la parte este de Venezuela". Por lo que sé, no hay actualmente "rebeldes Guyaneses en Guyana", de hecho, bajo el actual gobierno Indo-Guyanés, allí no existe razón legítima para su existencia. Además, como resultado de las actuales amistosas relaciones  entre Georgetown y Caracas tampoco existe ninguna razón para abrigar terroristas financiados por Estados Unidos en la región del Esequibo.

Oyendo estas noticias, un amigo guyanés mío preguntó: "¿por qué los 'rebeldes Guyaneses estarían entrenando para luchar contra Venezuela en vez de contra el gobierno de Guyana?. A los Guyaneses no les gusta pelear.... lo cual explica por qué más de la mitad de la población vive en los E.E.U.U., Inglaterra y el Canadá."

Según este informe: "la frontera Guyanesa-Venezolana tiene una historia de problemas irredentistas entre las tribus que viven en la región." Actualmente, esto es nuevo a mí y no es digno de gastar mi energía  en comentarlo. Estas son las mismas cosas absurdas que la CIA  está esparciendo en Europa y en otras partes sobre los "horrores" de la vida en Venezuela.

Finalmente, el actual gobierno del Partido Progresista Popular (PPP) en Guyana apoya y tiene totales y muy cercanas relaciones políticas con Chávez y el gobierno cubano. Hay más de 1000 doctores cubanos y otros profesionales trabajando en Guyana. ¿Sería lógico que tengan tropas de los E.E.U.U. para entrenar a "rebeldes" en su territorio?

Por lo tanto, referente a la información tenemos que tener mucho cuidado.

Es muy difícil verificar qué es realmente una noticia y qué se refiere a ilusiones, fantasías y mentiras de la CIA. Nosotros en VHeadline siempre verificamos nuestras fuentes muy cuidadosamente, para divulgar noticias independientes de una manera democrática.


Este comentario es un testimonio de nuestra precaución en épocas muy peligrosas.

Mientras exista el presidente Chávez y la Revolución Bolivariana, nos veremos amenazados permanentemente por invasiones militares norteamericanas, seremos víctimas de la manipulación de las noticias, la distorsión, las mentiras y los engaños.