Franz J.T. Lee, mayo de 2005



Socialismo siempreverde: ¿Es la Lucha de Clase reconciliable con el Cristianismo?



Ciertamente, cada uno tiene el derecho de tener sus propias ideas, pensamientos y conceptos. Sin embargo, en el momento que los apliquemos a realidades sociales e históricas, cuando conciernen la lucha de vida y muerte de millones, tenemos entonces que ser muy cuidadosos en cuanto a su aplicación se refiere. Además, cuando conciernen a la Práxis y Teoría Revolucionaria, al Socialismo y a la Emancipación, entonces, no tenemos otra alternativa sino que ser científicos y filosóficos.

Lo siguiente es una contribución seria y científica al llamado revolucionario del Presidente Hugo Chávez Frías a crear al "Nuevo Socialismo del Siglo 21".
http://espanol.vheadline.com/readnews.asp?id=32983

Aplicando conceptos científicos y filosóficos centrales como "Socialismo" de manera indiscriminada a la izquierda y a la derecha, como lo hacían Stalin e Hitler, a la ligera a través del tiempo y espacio, equivale buscar serios problemas sociales, equivale al derrotismo, a la confusión y esclavitud mental.

Hace poco tiempo atrás, el 10 de Abril, 2005, en mi VHeadline comentario, "Venezuela: Revolutionary sublime cliffs, where angels fear to tread!", "Venezuela: sublimes escollos revolucionarios que los ángeles temen salvar", he advertido acerca de la falacia de tratar de relacionar a Jesu Cristo y Karl Marx en el marco de la discusión de un "Nuevo Socialismo", sin conocer lo que el proprio socialismo científico y filosófico ha subrayado en torno a este asunto delicado.
http://www.vheadline.com/readnews.asp?id=29955

A lo mejor, el recalentamiento irreflexivo de un rancio brebaje ideológico, es decir, querer inventar una nueva versión de la "teología de liberación", seguramente tendría desastrosos resultados en relación a la revolución global, haciéndole el juego a la reacción fascista. "Estalinismo", "Marxismo-Leninismo", Catolicismo Romano, etc. ... al haber fabricado versiones engañosas del socialismo ... ya han seriamente perjudicado y desacreditado al Marxismo y Socialismo en los ojos del mentalmente ya controlado público mundial en general. Aquí, en América Latina, nosotros no necesitamos repetir, una vez más, este error fatal.

De hecho, ¡imagínense a un Papa Juan Pablo II derrotando, en persona y solito, al socialismo y comunismo Soviético! Lo que Juan Pablo II en realidad venció en su secular imperio santo, fue la Teología de Liberación latinoamericana.

En primer término, respecto a la verdadera existencia terrenal, real y concreta de Jesu Cristo -- dejando al un lado todas las mentiras, los milagros y demás engaños religiosos --, no hay ninguna prueba a ciencia cierta, ninguna prueba científica, ninguna evidencia histórica, ninguna referencia contemporánea en absoluto que asertara la existencia real de Jesús, y mucho menos en los términos en los cuales se nos ha presentado su vida en los cuatro evangelios censurados, por ejemplo, que su fecha de nacimiento fue el día 25 de Diciembre, 0001, y después, San Juan o San Marco, sentados a sus pies, grabaron cada palabra que expresó como las futuras verdades absolutas, y que luego resuscitó de la muerte, ascendió al cielo, y demás farsas, etc. …

De hecho, la existencia terrenal del Socrates Platónico o del Platón Socrático es también dudable, aunque, en este caso, al menos sí existen tres contradictorias referencias históricas de sus contemporáneos. Hasta William Shakespeare es un enigma. El asunto central es, que no podemos desarrollar un Socialismo nuevo, genuino y auténtico basado en datos dudosos y existencias fictícias.

En segundo lugar, el concepto histórico y el proceso social que se conoce como "Socialismo" no es nada nuevo; ha existido ya desde hace siglos. Añadiéndole un adjetivo como "nuevo", "neo-" o "nuestro" no renueva, no rejuvenece a esta realidad histórica. De hecho, para actuar y pensar algo realmente novedoso, tenemos que examinar primero, qué es el "Socialismo Cristiano", qué es el "Socialismo Científico y Filosófico", o de lo contrario no vamos registrar sino un patente que ha existido ya desde hace una eternidad.

En el caso del "Socialismo Cristiano", la fundamental y devastadora crítica religiosa formulada por parte de Feuerbach, Marx y Engels, era precisamente el nacimiento del mismo Socialismo Marxista. La crítica religiosa, la crítica a la Religión, la crítica a toda ideología medieval, primitiva, a las fantasías, chimeras, fantasmagorías, dogmas, doctrinas, la crítica a la esclavitud mental y a las mentiras, según Marx, es la propia quintaesencia de toda crítica social al capitalismo global. Los eminentes "padres fundadores", teóricos de la Revolución Francesa e Industrial, de la democracia burguesa capitalista moderna, eran todos materialistas mecánicos, es decir, eran ateístas. Ellos separaron Iglesia y Estado, reemplazaron Dios por Mammon, por la Razón, por el Capital.

En tercer lugar, como dijimos en comentarios anteriores, el Socialismo no cayó del cielo como maná. Es un producto histórico del Capitalismo mismo, es su Negación. El entero orden mundial, conocido como Globalización ... un concepto eufemístico para el Imperialismo ... afirma a sí mismo como Capitalismo y niega a sí mismo como Socialismo. Dialecticamente, transhistóricamente, el Socialismo es una parte intrinseca del Capitalismo, es su propia Negación.

Cualquier otra explicación no-científica del Socialismo, lógicamente significaría perder el tren transhistórico revolucionario que elimina a todas las formas de explotación económica, dominación política, discriminación social, militarización universal y alienación humana. Un Socialismo que no esté dirigido hacia la aniquilación permanente de esta quintaesencia capitalista, no es "nuevo", y ni siquiera merece el nombre "Socialismo siempreverde".

Por definición, el Socialismo es lo Nuevo, lo Original y lo Auténtico per se; sus armas ... la Revolución, la Práxis y Teoría... son dirigidas en contra de esta paja religiosa e ideológica que es más vieja que Metusalén, en contra del obsoleto, podrido Pantano que es el Trabajo capitalista, imperialista.

Para saber qué es el Socialismo en acción y pensamiento, Marx tuvo que sentarse durante cuarenta años en la Librería del Museo Británico en Londres y estudiar permanentemente. Para comprender de algún modo de qué se trata con el Socialismo Científico y Filosófico, hoy día necesitamos toda una Universidad Bolivariana, con los más excelentes profesores y estudiantes de América Latina, para obtener una idea de qué se trata con el Socialismo Mundial, cómo realizarlo, y cómo transcenderlo hacia la Emancipación humana completa.

Permitannos citar de manera extensa lo que todos los Bolivarianos urgentemente deberían hacer hic et nunc, lo que urgentemente deberían aprender acerca del Socialismo: "Nos hemos liberado físicamente, ¿pero qué pasó con nuestro pensar, nuestros pensamientos y con nuestro espíritu? ¿No fue esto también el alegato de liberación de José Martí y de Simón Bolívar?

Y, ¿Qué fue lo que pasó con nuestras sagradas ideas, sentimientos, sensaciones y emociones originales? ¡Todavía hoy y desde hace 5 siglos hay un eco esperanzador de ellos en el Delta del Orinoco y en la Amazonia! Por lo menos ahora nuestra Constitución Bolivariana verdaderamente democrática les garantiza su pleno derecho de existencia.

¿Qué fue lo que trató de borrar a nuestras ideas originales de la faz de la tierra? Qué fue que las reemplazó? Y ¿por qué defendemos la religión y la ideología colonial y neo-colonial en todas partes y en la vida diaria con nuestras propias vidas?"

Según las leyendas religiosas, Jesu Cristo supuestamente originó de Africa del Norte y del Medio Oriente, pero las correspondientes ideas religiosas no aparecen reflejadas en el Nuevo Testamento, todo lo contrario, es saturado con doctrinas religiosas provenientes del Estoicismo, doctrinas imperiales, feudales. Y estas no sirven para inventar el Socialismo Latino Americano moderno.

Hemos explicado este asunto problemático de manera siguiente: "¿Por qué sólo tememos a los extraterrestres socialistas, comunistas, terroristas, ateístas y Marxistas? ¿Quién nos ha inculcado este miedo? Y ¿por qué amamos tan profundamente a nuestra religión importada, que sólo nos pinta « angelitos blancos"? ¿Sabemos algo sobre cómo la religión europea fue fabricada teológicamente en el Viejo Mundo, desde Platón a Plotino, San Agustín, Marco Aurelio, Epitecto, Séneca, San Tomás de Aquino, hasta el Papa Gregorio etc.?"

Por supuesto, en nuestras misiones educacionales, podríamos integrar un estudio del Socialismo Cristiano, originario, pero entonces, para empezar, tenemos que librarnos de todo nuestro material religioso censurado, obtener las Escrituras Sagradas tal cual como fueron escritasoriginalmente, incluyendo los Macabeos, y los numerosos evangelios quemados o botados por la Inquisición, por ejemplo, él de Marción, y luego, transportar la real y verdadera, completa Sagrada Biblia, en varios idiomas y versiones, con el avión Presidencial a Miraflores para estudiar todo ésto hasta el 2021.

En efecto, ésto es lo que necesitaríamos en términos de transporte y tiempo necesario para unos estudios religiosos serios, para ver cómo entonces podríamos reconciliar Cristianismo y Marxismo. Pero, esto no es necesario. Los Marxistas auténticos ya han hecho el trabajo para nosotros, nosotros solamente tenemos que estudiar lo que señalé en comentarios anteriores.

Seguramente, para aquellos revolucionarios que son o somos Cristianos, aparte de ganar y pedir por nuestro pan diario, es válido y necesario conocer todas estas cosas y estar conscientes de lo que creemos! ¡Esto es incluso nuestro sagrado deber revolucionario! Esto es la razón de por qué vamos a la escuela y a la Universidad Bolivariana."

La verdadera Interrogante es la siguiente: ¿Se puede reconciliar la Lucha de Clase con el Cristianismo?

Ahora, ya que estamos tratando de formular la Práxis y Teoría socialista de la Revolución Bolivariana, ya hemos alertado que "el inalienable deber revolucionario de todos los Bolivarianos es no crear más "vacas sagradas" y no saborear más "frutas prohibidas", sino desarrollar Práxis científicas y Teorías filosóficas sobre las realidades religiosas e ideológicas."

Hemos alertado que "No tenemos otros 500 años para desalienar al mundo, el momento emancipatorio es aquí y ahora" -- o nunca. "Nuestros esfuerzos son delicados y tienen que ser manejados con guantes de seda roja, hay que ser extremadamente cuidadoso, no obstante, como nuevas mujeres y nuevos hombres, si no lo hacemos nosotros, ¿quién jamás lo hará para nosotros?" El problema radica en que algunos de los mejores de nosotros no están conscientes de la real situación global, de los peligros genocidos estadounidenses, dentro de los cuales nos encontramos.

El Socialismo es el golpe mortal para el Capitalismo; quien levanta su rifle ya ha dejado de bromear. Por consiguiente, nuestros intelectuales y compatriotas Marxistas deberían explicarnos urgentemente cómo funciona este arma invencible, descubierto por Marx y Engels. Mientras tanto, este arma no es solamente una espada o un látigo, es el propio brazo humano de la Fuerza de Trabajo, del Poder Social!

No es el petroleo que hace girar al planeta Tierra, sino es la Fuerza de Trabajo de los Trabajadores, es el Poder Ciudadano! Esto es Socialismo, esto es lo que el Capital, lo que el Fascismo Global, los EE.UU. más temen!

No obstante, desesperadamente, una y otra vez, hasta el cansancio, nuestro Presidente Chávez ha tenido que recordarnos, especialmente a algunas de las figuras políticas más importantes, que la peor corrupción es la corrupción de los mejores!

Sin Nuevas Mujeres Bolivarianas y Nuevos Hombres Bolivarianos no habrá ningún Socialismo, ningún Nuevo Socialismo en ninguna parte!

En todo caso, en lo referente a la aventura de Sísifo del tratar de mezclar el petroleo de los trabajadores (Socialismo) con agua bendita (Cristianismo), lo que sigue es la manera como el padre del Socialismo científico y filosófico, Karl Marx, ha definido la religion, estableciendo y fijando claramente los parámetros para toda discusión revolucionaria:

"El hombre crea a la Religión, la Religión no crea al hombre, de hecho,la Religión es la auto-conciencia del hombre mientras no haya logrado fundamentar sus pies en el universo. ... La Religión es la teoría general de este mundo, su compendio enciclopédico, su lógica en forma popular, su punto de honor espiritual, su entusiasmo, ... Es la realización fantástica del ser humano, en cuanto que el ser humano no posee una realidad verdadera. Por lo tanto, la lucha contra la Religión indirectamente es una lucha contra aquél mundo cuyo aroma espiritual es la Religión."

"El sufrimiento religioso es al mismo tiempo una expresión del sufrimiento real y una protesta contra él. La Religión es el suspiro de la criatura oprimida, es el corazón de un mundo sin corazón y el alma de unas condiciones sin alma. Es el opio del pueblo."

En todo caso ... si resultamos exitosos o no, en lo que concierne el esfuerzo de unir a Jesu Cristo y Karl Marx en un matrimonio socialista feliz ... la religión quedará para siempre como la aureola divina de la explotación y dominación perpetuada por parte de la clase dominante, como "un termómetro científico para medir la inmensa miseria, pobreza y alienación que existe en la Madre Tierra; aniquilar las condiciones coloniales, capitalistas e imperialistas que necesitan tal invento fantástico, darles el único consuelo a billones en el planeta, es abolir y demoler la religión misma", y así a sus fantasmas y chimeras.

Un posible mundo socialista, eventualmente emancipado, consistirá en una existencia creativa, creadora, recta y orgullosa, donde nadie necesita ponerse de rodillas ante unas trinidades sagradas o unos amos divinos, terratenientes opulentos y perros de guerra beatificados.