Franz J.T. Lee, abril de 2005



Venezuela: ¿Cuál es la quintaesencia transhistórica del Capitalismo?



El 16 de septiembre de 2004 hemos preguntado: "¿Cuál es el problema con
el capitalismo, con el capital, el dinero, las ganancias y el poder? "
http://www.vheadline.com/readnews.asp?id=22815

Ahora, que el Presidente Hugo Chávez de la República Bolivariana de
Venezuela está convencido para el resto de su vida, que el socialismo es
el camino para salir del capitalismo, es importante volver a preguntar:
¿Cuál es el problema con el capitalismo?

Para ser verdaderamente victoriosos ¿qué es lo que tenemos que superar y
trascender en Venezuela?

Contra todas las ideologías y prácticas reformistas
contrarrevolucionarias ¿sobre qué y por qué tenemos que desarrollar
urgentemente una práxis y teoría emancipatoria original y nueva para
nuestra Revolución Bolivariana?

En forma concentrada y simplificada, aquí solamente sumaremos los 5
males mayores del capitalismo contemporáneo, que el Socialismo Mundial y
la Revolución Bolivariana tienen que estudiar profundamente y los cuales
tenemos que erradicar para pavimentar el verdadero camino hacia una
todavía posible Emancipación Humana.

Como Cristianos ya sabemos: el dinero es la raíz de todo mal. Sin
embargo, un asunto completamente diferente es el siguiente: ¿Qué es el
Capitalismo y qué es su "radix" esencial, su raíz que hay que erradicar
a través de la "democracia social", "democracia revolucionaria" o del
verdadero socialismo?

Cualquier análisis de índole científico y filosófico del proceso de la
historia y de la producción humana a través de los últimos milenios,
inmediatamente identificará el fons et origo de toda la miseria y
pobreza de las gigantescas clases sociales transhistóricas de esclavos,
siervos, campesinos y trabajadores, de "condenados de la tierra", de
"herramientas que hablan", "parias", "recoge-latas", etc., de este mundo.

Inter alia, también revelará la fuente material y espiritual de la
existencia terrenal parasitaria de las clases minoritarias sucesivas,
excesivas y opulentas de los amos aristocráticos y democráticos, de las
castas Brahmán, de las bandas de Faraones, de las élites de la polis, de
los conquistadores imperiales cosmopolitanos, de los colonizadores
reales, del clero feudalista absolutista, de los perros de la guerra
racistas y fascistas, de los criminales elitescos corporativos
metropolitanos que dominan el mundo y de los traidores locales de la
"oposición".

Todos estos forman la añeja no-relación unilateral, absurda y perversa
entre la Madre Naturaleza y el Padre Sociedad, entre Materia y Espíritu,
entre Objeto y Sujeto, entre Cuerpo y Alma, entre Cielo e Infierno,
entre Reforma y Revolución, entre Tierra y Hombre.

Se llama Alienación, Trabajo, Dinero, Esclavitud, Feudalismo, Capital,
Ganancias, Capitalismo, Imperialismo, todo en uno ... y mucho más.

Todo esto sólo son diferentes apariencias de un proceso universal,
unilateral, cerrado y lógico formal, que se llama "Vida Humana" o
"Historia" en el planeta tierra.

El Trabajo Global y la Esclavitud ... las fuentes y los recursos de la
opulencia, la prosperidad, los privilegios y el poder planetario de las
clases dominantes, al nivel histórico actual del Tercer Milenio ... todo
forma la raíz unificada de todos nuestros problemas globales, que
amenazan de extinguir la llama humana en nuestra galaxia. De hecho, esto
es la vena vital del Capitalismo mismo.

Sus elementos quintaesenciales son:

- La Explotación Económica: de la naturaleza objetiva y humana, de
los recursos naturales, de la fuerza de trabajo humana; convirtiéndolos
todos en propiedad privada de los medios de producción, en bienes y
mercancías, en plusvalía, en no-relaciones unilaterales de cosas, en
acumulación de capital, en centralización y monopolización, en poder
imperialista y económico de las clases dominantes y en fuerzas de
destrucción masiva.

- La Dominación Política: de la Naturaleza y de las masas globales
desposeídas y empobrecidas, en nombre del "bien común" humano, de la
"libertad, igualdad y fraternidad", de la "democracia, la justicia
social y la paz mundial", por parte de la "República" platónica, vía el
"Civitas Dei" y la "Inquisición" a la Conquista por Gracia de Dios, al
mercado trasatlántico de esclavos, al "Príncipe" maquiavélico, al
Leviatán de Hobbes, al "Tercer Reich" de los Nazis, al Apartheid
sudafricano y al Imperio mundial norteamericano, en pocas palabras, al
Estado omnipotente, dominante y fascista, orweliano ya existente.

- La Discriminación Social: de millares de pueblos conquistados,
desposeídos y parcialmente ya sub-humanizados en todo el planeta, a
través del control corporal y mental, la religión y la ideología, la
segregación y el racismo, la mal-educación y desocialiszación para la
barbarie, siglos de "divide y reinaras", la lógica-formal, como reflejo
y reflexión en la sobreestructura del intercambio desigual en el mercado
mundial, como propiedad privada de los medios de la comunicación social,
la división de la especie humana en clases sociales antagónicas, en
lucha de clases violenta, en hombres sadistas y machistas y mujeres
masoquistas y sufridas, en amos y esclavos, Cristianos y paganos,
señores y salvajes, colonizadores y colonizados, blancos y negros,
naciones civilizadas y bárbaras, pueblos desarrollados y
subdesarrollados y ahora, en libertadores norteamericanos y terroristas
árabes.

- La Militarización y el Militarismo Universal: como resultado de
siglos de competencia europea, de acumulación y corrupción, de la guerra
de 1000 años, de la "guerra de las rosas", de las cruzadas, de la
conquista militar, de la producción masiva de armas, de las guerras
imperialistas, de la fabricación euro-americana de armas de destrucción
masiva, de las "tormentas del desierto" de los "águilas nobles", del
dominio de pleno espectro, de los ataques salvajes a Afganistán, Irak,
Colombia, Palestina y Venezuela, de las amenazas a Siria, Corea del
Norte, Irán y Libia, por parte del capital y de los capitalistas,
imperialistas y perros de la guerra elitéscos: muerte y hedor en todas
partes, todo esto ha convertido al planeta entero en un sitio
extremadamente peligroso para vivir.

- La Alienación del Trabajo: transhistóricamente, después de
centenares de miles de años de tardía existencia creadora y creativa en
el planeta, principalmente durante los últimos 5 milenios, la especie
humana entera terminó en el epicentro del Moloch del Trabajo, en el
"camino divino" de ganarse la vida con el "sudor de la frente"; claro,
para razones que no conocemos, un pequeño sector, el "pueblo escogido",
se escapó y convirtió al planeta entero en un infierno laboral para la
mayoría absoluta de la humanidad; el hombre y la mujer se alienó de él
mismo y de ella misma; casi todos los seres humanos se auto-proyectaron
o en dioses, o en diablos y en la medida que el proceso global del
trabajo, el mercado mundial avanza, la alienación misma está haciendo
estragos y en progresión geométrica, hasta el mismo día de hoy, se está
tragando de manera permanente a la humanidad entera.

Para ser revolucionarios socialistas y libertadores emancipatorios, esto
es nuestra tarea transhistórica: la aniquilación de la quintaesencia de
la Alienación Humana.

Lo descrito anteriormente es el capitalismo y el imperialismo moderno.
Todos los problemas internos, externos e incluso trascendentales que
enfrentan Venezuela y América Latina y también el resto del mundo, están
basados en el mismo proceso de trabajo a nivel global, en el trabajo,
que es la alienación per se.

La meta libertadora de nuestra Revolución Bolivariana, basada en todos
nuestros proyectos, misiones y esfuerzos sociales, lógicamente tiene que
ser la creatividad y la creación, es decir, la emancipación humana.

Esto es nuevo, genuino y auténtico, esto es nuestro socialismo, la
revolución mundial permanente.

ORIGINAL EN INGLÉS: http://vheadline.com/readnews.asp?id=30254